Editorial:
¿Dónde están las viviendas sociales?
editorial_259

Sistema de leasing inmobiliario, cuota inicial cero, el incremento del Bono al Buen Pagador (Mivivienda) y Bono Habitacional Familiar (Techo Propio), 300 hectáreas de terreno analizándose para construcción de viviendas, Nuevo Crédito Mivivienda, MiConstrucción, Techo Propio en sus variantes Adquisición de Vivienda, Construcción en Sitio Propio, Mejoramiento de Vivienda y otros son los programas y los esfuerzos que hace el Estado por incentivar la construcción y colocaciones de unidades habitacionales que apuntan a disminuir el déficit habitacional.

El año pasado se anunciaba que las viviendas financiadas a través de Fondo Mivivienda se incrementaría un 60% este 2015. Es decir, que pasaría de entregar 56,000 viviendas en el 2014 a 92,500 en este año. De ese total, 32,500 accederán a productos Mivivienda y otras 60,000 a Techo Propio.

Para llegar a esa meta, se ha elevado el Bono del Buen Pagador (BBP) hasta por un valor de S/. 17,000 para financiar viviendas cuyos precios se sitúen entre los S/. 53,000 hasta S/. 64,600; un BBP de S/. 16,000 para viviendas con precios mayores de 64,600 hasta 76,000; de S/. 14,000 para viviendas con precios mayores de S/. 76,000 hasta S/. 133,000 y de S/. 12,500 para viviendas con precios superiores a S/. 133,000 hasta S/. 190,000.

La pregunta es ¿el constructor está edificando viviendas en esos rangos? Recordemos que el BBP es para personas puntuales en el pago de un crédito Mivivienda, ¿dónde están ubicadas ese tipo de unidades habitacionales de S/. 53,000 o US$ 17,000? ¿Dónde? Ese sería un buen dato para que la gente salga corriendo a comprar casa nueva.

Techo Propio, en tanto, no creo que lo tenga menos fácil. La casa nueva, la Vivienda de Interés Social, esa cuyo valor máximo es de 14 UIT, es decir, de S/. 51,800 o US$ 16,700. ¿Dónde está? Según los detalles del Fondo Mivivienda publicadas en su página web, las obras deberían aflorar masivamente, ya que el constructor puede contar con el 100% de la inversión total del proyecto antes de iniciar las obras ya que dispondría de los desembolsos del Bono Familiar Habitacional (BFH), así como de los Ahorros y Créditos Complementarios de los Grupos Familiares Beneficiarios (GFB) ¿Dónde están esas viviendas? Hablamos de casa nueva, ya que otro asunto son sus otras modalidades como Construcción en Sitio Propio y Mejoramiento de Vivienda.

Los anuncios del Fondo Mivivienda son alicientes, pero se contradice con lo declarado por los constructores privados. Ellos informaron que el año 2014, no fue su mejor año. Las ventas tuvieron una caída de 25% en comparación con el 2013. La poca oferta, la restricción de créditos hipotecarios por los nuevos requisitos en bancos y otros hicieron que los precios suban y la venta se desacelere.

No hay oferta porque no hay condiciones para construir más, dijeron. No hay grandes terrenos. Y si los hay, generalmente están en las periferias o no están saneados o no cuentan con tomas cercanas para los servicios básicos. También se quejaron -y se siguen quejando- de la eterna burocracia dentro de las municipalidades que terminan de alejarlos de su intención de invertir en la edificación de viviendas sociales.

Los factores mencionados no son gratuitos y suman en el precio final de una casa, cada vez más cara y cada vez más lejana a quien en verdad lo necesita. Los constructores prefieren seguir satisfaciendo la demanda efectiva de viviendas sobre los S/. 200,000. Por ello, la simplificación de procedimientos administrativos es urgente, esas 300 hectáreas que están analizando deben estar saneadas y habilitadas. No es la primera vez que se comenta sobre esta necesidad. Ya se había anunciado programas como Nuestras Ciudades y Generación de Suelo Urbano que van en la lógica de dar escala. ¿Qué es lo nuevo?

El leasing inmobiliario, que aún no se aprueba, quizás lo sea. Pero esta herramienta de alquiler-venta o alquiler-compra (como se quiera mirar) también apunta a eliminar la cuota inicial. ¿Esa sería la diferencia entre un crédito hipotecario tradicional, Mivivienda o Techo Propio? Las cuotas tendrían que ser menores para que funcione. ¿Podrá ser posible, teniendo en cuenta que la cuota inicial se trasladaría al pago mensual por el arrendamiento? Si no se cumple con la cuota mensual ¿será inmediato el desalojo para poder revender la vivienda?

Varias alternativas para incentivar la construcción de viviendas y movilizar los créditos hipotecarios. Seguramente, empezará a funcionar si se encuentra la fórmula correcta. Ojalá que el Fondo Mivivienda no termine por desvirtuar su función de apoyar la colocación de Viviendas de Interés Social. Hay que generar oferta porque la demanda sigue creciendo y no solo por una casa nueva sino también por una vivienda de calidad. Con la imagen internacional que tenemos no es posible que se sigan viendo casas de esteras sobre terrenos inseguros, sin agua, sin energía eléctrica. Ya es tiempo de una vivienda formal que genere una mejor calidad de vida para alejarnos de la extrema pobreza.