El estudio Llatas ha desarrollado el proyecto de la nueva sede de la Escuela Nacional Superior de Arte Dramático (Ensad). Planteado en el distrito limeño de Independencia, la iniciativa se constituye como una alternativa ante la falta de espacios públicos y de centros culturales de la zona gracias a su diseño que logra cubrir la totalidad de área pública.

El Colegio Santa Elena se ubica en el corazón de la Selva Central. Dada las condiciones del terreno y el estudio previo sobre la comunidad, el proyecto se levantó con una orientación diferente a la convencional y limitó el uso de la madera en la construcción, pero aprovechó esta dificultad para desarrollar una morfología que se adapta al terreno y cumple con las necesidades del programa.

Hace poco más de 50 años, Arturo Jiménez Borja fundó el primer museo de sitio del Santuario de Pachacamác, con una sala de exposición no mayor a los 200 m2. Sin embargo, con el pasar del tiempo, esa infraestructura ya no era suficiente para los restos arqueológicos y muestras diversas. Bajo ese contexto, la actual gestión del Ministerio de Cultura optó por construir un nuevo museo, uno más acorde con los requerimientos actuales.

La Panamericana Norte, en sus horas punta, soporta cientos de vehículos que pululan a todo su largo. En ese escenario encontrábamos puntos tan álgidos como el cruce con las avenidas Tomás Valle y Angélica Gamarra, donde vehículos peleaban por un espacio adelante. La solución para la zona y la capital fue la construcción, entre el año 2010 y 2011, de un intercambio vial a tres niveles que ha marcado un récord nacional con sus 2,925 metros lineales de viaductos elevados y 18 metros de altura. 

Dos túneles y dos tiempos de construcción diferentes. Así se puede clasificar el trabajo hecho en los corredores viales Santa Rosa y San Martín, que unen físicamente los distritos del Rímac y San Juan de Lurigancho. La obra debió terminarse en el primer trimestre del 2011. Sin embargo, un derrumbe de 30 m en el interior de uno de los túneles paralizaron las labores durante cuatro años. A pesar de ello, la nueva gestión municipal del alcalde Luis Castañeda, que inició esta infraestructura allá por el año 2010, llegó a concluir la conexión en una segunda etapa, que incluyó el reforzamiento integral de las bóvedas y la estabilización de las laderas en los accesos.

En el Club Naútico Poseidón fue diseñada una casa de playa que destaca por su imponente estructura donde se aprecia un puente con vigas que llegan a los 30 m. La solución de ingeniería fue planteada por el estudio Gallegos Casabonne Arango Quesada Ingenieros Civiles (GCAQ), que viendo su complejidad dividió la obra en tres bloques estructurales que puedan funcionar de manera independiente ante acciones sísmicas.

Mediante la combinación de la arquitectura y la medicina, un grupo de especialistas se encuentra preparando una serie de intervenciones en viviendas rurales del centro poblado Nuevo Kaqui, localizado en el distrito de Yautan, provincia de Casma, departamento de Áncash; destinadas a disminuir el riesgo de contraer peligrosas enfermedades transmitidas por vectores. Los trabajos se realizan con materiales locales y cuentan con la participación activa de la comunidad.

El desarrollo inmobiliario residencial en la zona urbana de Lima ha propiciado la generación de nuevos “hubs” industriales de grandes áreas y acondicionados para el funcionamiento de grandes plantas y operadores logísticos. Uno de ellos es el distrito de Chilca (Cañete), donde se está desarrollando un parque industrial que busca albergar a unas 100 fábricas en un área de 212.3 hectáreas, ofreciendo facilidades de ingreso, zona comercial, iluminación LED, máxima seguridad, entre otros beneficios.

En la década pasada, la ciudad de Nueva York logró reducir las muertes por accidentes de tránsito en 30%, el nivel más bajo desde los primeros registros tomados en 1910. Esto convierte las calles de esta ciudad cosmopolita en las más seguras de cualquier ciudad de Estados Unidos. Para continuar con esta tendencia, en noviembre de 2013 el Departamento de Tránsito de la ciudad de Nueva York elaboró una guía para lograr calles más seguras y eficientes, cuyo objetivo es reducir las fatalidades provocadas en accidentes en la mitad para el 2030.