Contraloría detecta irregularidades en Línea 2 del Metro

La Contraloría General de la República detectó una serie de irregularidades en la promoción del proyecto Línea 2 del Metro de Lima y Callao, que elevaría los costos en perjuicio del Estado y además retrasaría la conclusión de las obras. En conferencia de prensa, contralor general, Edgar Alarcón, advirtió que la primera etapa de las obras de la Línea 2 del Metro de Lima costaría US$ 156 millones adicionales, sin ninguna justificación técnica sustentada.

Añadió que el subsidio que otorga el Estado a esta fase del proyecto podría incrementarse de US$ 39 millones a US$ 63 millones. Lamentó que se hayan establecido plazos y etapas en la ejecución de obras, y en la entrega de terrenos, que no se están cumpliendo. Alarcón pidió al gobierno de Pedro Pablo Kuczynski revisar y observar la ejecución de este megaproyecto de la Línea 2 del Metro de Lima.

El contralor general cuestionó la decisión de adelantar la ejecución y culminación de la etapa 1A, que comprende solo 4.3 km de extensión desde el Mercado Mayorista de Santa Anita hasta la vía de Evitamiento. Explicó que es poco probable que los usuarios se bajen de un bus para abordar el Metro, recorran solo ese tramo y nuevamente se bajen para tomar otro bus.

Los cálculos de la Contraloría indican que la demanda de pasajeros para ese pequeño tramo sería solo de 28,592 y no de 103,455, como lo calculó el consultor integral del proyecto contratado por ProInversión. De no lograrse esas expectativas, el Estado tendría que desembolsar más dinero para cubrir los ingresos que no consiga la empresa concesionaria del Metro por concepto de pasajes.

En ese contexto, recomendó al Ministerio de Transportes y Comunicaciones implementar mecanismos de seguimiento y control para asegurar que se obtengan los beneficios proyectados que sustentaban la decisión de adelantar la construcción de este tramo. En caso de que esta medida ocasione un perjuicio económico, deberán iniciarse las acciones legales para la reparación al Estado por los daños.
 
Al culminar esta auditoría, el ente de control determinó que hay 23 funcionarios de ProInversión involucrados en el caso y que tendrán responsabilidad civil o administrativa. El tema ya está en manos del Poder Judicial y el 36 Juzgado Civil es el encargado de verlo, indicó Alarcón Tejada.
 
Excavación
 
Otro punto importante observado por la Contraloría se refiere al método de excavación usado para la construcción del Metro. Pese a las recomendaciones reiteradas por el consultor integral del proyecto para que en las excavaciones se empleen tuneladoras y no el método tradicional, se hizo caso omiso a estas observaciones. Explicó que el consultor recomendó el método mecanizado por ser más seguro, más rápido, de menor costo y por afectar en menor medida a la superficie.
 
De acuerdo con las condiciones establecidas en las bases del proceso de promoción de la inversión, existía la posibilidad de utilizar el método de construcción tradicional por túnel en 5.8 km del proyecto. Sin embargo, ProInversión dio como válida la propuesta técnica presentada por el único postor que contemplaba 8.9 km. Es decir, el que excedía en 3.1 km el uso de ese método constructivo. “Esta decisión habría generado un aumento del monto de la inversión en 81.4 millones de dólares”, señaló.
 
Cabe indicar que el costo del metro lineal construido con tuneladora es de US$ 17,439 mientras que con el método tradicional (excavadoras, martillos hidráulicos, explosivos) llega a US$ 44,191.