Mineras ecuatorianas tributarán US$ 1,000 millones por excedente

Las empresas de la industria minera pagarán el 70% de sus ganancias sobre el excedente de producción al Estado ecuatoriano, precisó el subsecretario de Contratación Minera, Henry Troya. La medida es producto de una norma que entró en vigencia el 30 de diciembre de 2016.

El pago se efectuará cuando se cumplan tres requisitos: superar el precio base del mercado internacional del mineral, que hayan transcurrido 48 meses desde que se inició la producción y haber recuperado la inversión de las compañías.

“Sostener una inversión de más de US$ 1,000 millones es fuerte, se necesita una solidez financiera y ese aspecto fue la parte más dura de negociar con las empresas. Cuando llegaron para desarrollar la minería, entregaron regalías anticipadas como parte de la confianza en el país”, aseveró Troya.

Sin embargo, el presidente de la Cámara de Minería del Ecuador, Rodrigo Izurieta, se opone al impuesto, incluso propone derogarlo, en razón de que “no existe en ningún país del mundo”. A su criterio, el tributo a las ganancias extraordinarias es incompatible con la actividad minera.

Troya justificó la decisión del Gobierno Nacional recordando que anteriormente hubo una explotación indiscriminada de los recursos no renovables del país. También hubo falencias en la redistribución de las utilidades en las zonas de influencia, particularmente en la Amazonía. A ello responden las reformas legales que actualmente otorgan el 60% de las ganancias para ser invertidas en obras en las comunidades aledañas a los proyectos.