Bolivia construirá plantas hidroeléctricas para vender energía a Brasil y Chile

Bolivia tiene proyectado construir represas hidroeléctricas en el norte de La Paz y en los llanos de Santa Cruz con la finalidad de vender energía a Brasil y Chile, informó el vicepresidente boliviano Álvaro García.

En setiembre pasado se adjudicó la construcción de la represa Rositas en Santa Cruz a un consorcio de capitales chino-bolivianos, a un costo de US$ 1,000 millones, y que entrará en operaciones en el 2024, con un crédito de Pekín.

En tanto, la intención de construir la planta hidroeléctrica de El Bala, al norte de La Paz, a un costo estimado inicial de US$ 6,000 millones, está aún estudiándose ya que aún hay trabas como la oposición de nativos que temen daño al medio ambiente.

“Cuando tengamos El Bala funcionando o parte de Rositas funcionando, Bolivia se presenta en los mercados de Chile y de Brasil, con una gran oferta, con grandes volúmenes energéticos y a muy buenos precios”, afirmó el vicepresidente García, durante una conferencia de prensa.

El país vecino tiene un plan en cuanto a generación eléctrica. El Ministerio de Energía de Bolivia anunció que hasta el 2025 Bolivia prevé realizar inversiones por US$ 30,000 millones en hidroeléctrica, termoeléctrica y energías renovables para producir 15,000 Megawatios (MW). Actualmente, tiene una oferta de energía de 1,858 MW y una demanda de 1,433 MW. Además también vende gas natural a Argentina y Brasil.