Árbol navideño: De estacional a permanente

A raíz de un concurso organizado por la Municipalidad de San Isidro para colocar árboles de navidad en cinco zonas del distrito, Masunostudio vio la oportunidad de generar un espacio habitable, que pueda ser recorrido a través de una pasarela que va ascendiendo en forma espiral y permita al usuario observar su entorno desde la cima. 

Así, se instaló un árbol navideño interactivo en la esquina de las avenidas Rivera Navarrete con Juan de Arona. La estructura, hecha enteramente de madera, tuvo tal acogida que terminó convirtiéndose en un mirador permanente, que hoy pueden recorrer los peatones.

La propuesta del estudio fue construir una estructura en madera al natural, de 10 m de altura, cuya forma es definida a través de su propio recorrido, haciendo del árbol un elemento que cobra vida a partir del uso. “Es un árbol interactivo, esa fue nuestra idea desde el comienzo. Es una forma, es una rampa que se va definiendo como un árbol de navidad que a la vez da la posibilidad de generar un recorrido. Eso era lo importante para nosotros, poder llegar a lo más alto y poder ver”, dice el arquitecto Peter Seinfeld, miembro del staff de Masunostudio.

MADERA PURA. El árbol navideño fue construido en su totalidad con madera natural. Este material fue empleado a modo de listones sólidos de sección 2" x 6" y paneles tipo triplay de diferentes espesores.

El árbol navideño de Masunostudio es una estructura hecha enteramente de madera, que a la vez funciona como un mirador al que se va ascendiendo de forma espiral. La iluminación parte desde su base, lo que acentúa su impacto.

 

Para la cimentación se manejaron dos opciones. Una estructura hecha a partir de dados de concreto enterrados en el terreno, en caso se tratase de una superficie de tierra; o elementos metálicos anclados directamente al piso en caso fuera una vereda o losa de concreto. Finalmente, se requirió la segunda alternativa.

La construcción estuvo a cargo de la empresa de carpintería Matransa. “El armado se hizo en taller, luego se desarmó teniendo todo codificado y se trasladó al lugar”, detalla Seinfeld, y destaca el rápido procedimiento de instalación, que requirió un diseño previo elaborado en 3D y detalles adicionales.

ILUMINACIÓN. La iluminación del árbol tiene como objetivo resaltar el carácter de la madera. Por tal motivo se desistió de equiparla con colores dinámicos como en los árboles navideños convencionales. Es así que se colocaron reflectores empotrados en el piso que iluminan de abajo hacia arriba, lo que enfatiza la vista del árbol desde la perspectiva de los peatones.

“Al comienzo se cuestionó el hecho de no incluir luces navideñas. Pero nuestra idea de iluminación era que brille el material sin que se cambie de color. Y así se hizo”, dice Seinfeld.

DE ESTACIONAL A PERMANENTE. El arquitecto comenta que el proyecto, cuando todavía no tenía ubicación establecida, fue ofrecido al BCP, que aceptó auspiciarlo y determinó que se ubique al frente de su sede de la avenida Juan de Arona. Destaca que también contó con el auspicio de AFP Prima y Pacífico.

“La idea era que el árbol sea retirado luego del 6 de enero, que se celebra la bajada de reyes. Sin embargo, nos informaron que al alcalde Manuel Velarde le había gustado tanto que propuso dejarlo como un mirador”, detalla.

Afirma que es una instalación bien hecha. Ello ha permitido que trascienda de ser solo un árbol navideño para convertirse en algo más. “Se dieron cuenta que la gente lo usa. Subir es una buena experiencia, sea de día o de noche”, concluye Seinfeld.

Ficha Técnica

Arquitectos: Masunostudio. Ubicación: San Isidro. Lima, Perú. Constructora: Matransa Perú. Fotografías: Per Tomas Kjaervik.

Más en revista Proyecta Ed. 43.