Agua Común-ity: Reusando comunalmente el agua

La propuesta diseñada por los estudiantes del IOWA University de Estados Unidos, Han Kwon y Kellen Pacheco, apunta al aprovechamiento del agua en la zona de Manchay logrando mejoras en la calidad de vida y nuevos espacios verdes. Su planteamiento ganó el tercer puesto en el 2015 Dencity Competition de la organización internacional Shelter Global.

La organización internacional sin fines de lucro, Shelter Global, desarrolló el 2015 Dencity Competition. El objetivo de esta competición fue “fomentar nuevas ideas en cómo gestionar el crecimiento de ciudades no planificadas y propagar el conocimiento de este problema masivo”.

El jurado, conformado por ocho personalidades entre arquitectos y urbanistas, buscó los diseños de proyectos que empoderen comunidades y permitan su autosuficiencia. En primer lugar designó al proyecto “Urukundo” en Kigali, Ruanda, desarrollado por OC Workshop. En segundo se situó “The Agency of Mapping” en Río de Janeiro, Brasil, presentado por Jack Isles.

El tercer lugar correspondió a “Agua Común-ity” propuesto para la zona de Manchay en Lima. Los autores son el coreano Han Kwon y el estadounidense Kellen Pacheco, estudiantes del IOWA University de Estados Unidos. Ellos fueron alumnos de intercambio en Perú y estudiaron el caso de esta zona de la capital.

Agua Común-ity es una propuesta que abarca el problema del acceso y eficiencia de la infraestructura de agua, que a su vez da forma a jardines privados y llegan a ser identificadores sociales en la zona de Manchay, en Pachacámac, Lima, Perú.

PROBLEMA

Agua Común-ity primero identifica las ineficiencias asociadas con la infraestructura de agua existente y la distribución de la misma en Manchay. En la actualidad, cada familia posee un gran tanque de almacenamiento de agua que ubica afuera de su vivienda expuesto a la intemperie y el sol caliente o a un nivel sobre su casa.

Sedapal, el proveedor estatal de servicio de agua potable de Lima, proporciona agua a cada tanque individual vía un gran camión cisterna con una periodicidad casi semanal. La preocupación fundamental con este sistema son tres puntos: cada familia debe primero invertir en la adquisición de un tanque de agua y esperar a que el camión cisterna ascienda el empinado y arenoso terreno de la montaña después de detenerse en cada casa que demanda agua; segundo, el tanque de agua está en el exterior de cada hogar y retiene un excesivo monto de calor a través del día y llega a ser blanco de hurto de agua en la noche por su fácil acceso y mínima seguridad; y finalmente, su gran potencial de agua una vez distribuido nunca es totalmente maximizada a través del reciclaje de aguas grises.

Una zona de tanques se sitúa en la cima de la serie de escaleras y tuberías trasladan el agua colina abajo gracias a la gravedad. Luego otra serie de tuberías transversales dirigen el agua a cada hogar. Se diseñan nuevos techos con estructura de bambú y cobertura de metal corrugado por donde transitarán las aguas grises tratadas que brindará la vivienda vecina. Esto permitirá reducir el intenso calor al interior de los hogares y también abastecerá una zona de plantas.

SISTEMA DE TUBERÍAS

Esta propuesta para mejorar el sistema entero inicia con la inversión de capital de la municipalidad para proveer agua básica por tuberías desde la instalación de una zona de grandes tanques de agua localizada cerca de la cima de la sección de escaleras (escaleras que han sido fundadas por alcaldes locales durante los años electorales).

Cada zona de tanques está medida para servir una sección de viviendas desde la cima de la base a la ladera. Desde los tanques de agua, la tubería principal corre en paralelo a las escaleras construidas o en planes de construcción, mientras las tuberías secundarias se ramifican horizontalmente para suplir de agua limpia a cada hogar.

Los tanques de agua de la cima serían llenados por camiones cisterna que recorrerán una ruta horizontal en vez de múltiples vías. Esto también reduciría el número de paradas a lo largo de la ruta. Como la implementación de agua en la zona sigue un curso lento, esta solución sería una salida para el Estado a fin de fijar una línea principal de Sedapal que podría alimentar la existente infraestructura y los camiones cisternas ya no serían necesarios. Además, los choferes de camiones podrían ser entrenados para operar y mantener la instalación y tuberías.

REUSO DE AGUA

Una vez que el agua llega al hogar, el objetivo es maximizar su potencial a través de la recuperación y reciclaje de aguas grises. Después que el agua es usada para cocinar, lavar y bañarse, las aguas grises son enviadas fuera del hogar y dentro de un filtro de arena construido desde el ahora innecesario tanque de agua.

Esto se logra cortando la parte superior del tanque y luego rellenando el tercio más bajo con grava y los dos tercios finales con arena y arbustos. Las aguas grises pueden ser retiradas por gravedad a través del sistema de filtración, capturando todas las grandes partículas y los químicos de jabón.

Hasta ese momento, el agua es aún pagada y consumida por la misma familia. Sin embargo, luego del filtro, el agua es enviada colina abajo por gravedad al hogar vecino debajo. El agua gris filtrada corre a través de la superficie de un techo nuevo, hecho con materiales de construcción familiares, metal corrugado y bambú.

El agua gris recorre el nuevo techo y es capturada como alimento para una cama de plantaciones localizada en la línea final de goteo. El nuevo techo actúa ahora como una secundaria piel constructiva que sombrea y mitiga la ganancia directa de calor que actualmente ocurre en los techos existentes donde se transfiere el calor al interior de la casa, haciéndolo extremadamente inconfortable.

Más en revista Proyecta Ed. 34.

Bookmark and Share