Recientemente se ha puesto en marcha la construcción de la nueva sede de la marca de relojes Rolex en la ciudad de Dallas, en Texas Estados Unidos. El diseño de la torre estuvo a cargo del arquitecto japonés Kengo Kuma, quien introdujo en su propuesta una serie de placas de piso escalonadas que giran gradualmente para crear la impresión de un edificio retorcido.

La sostenibilidad del proyecto se basa en la instalación de terrazas plantadas en cada uno de los pisos, a lo que se adiciona un jardín lleno de árboles en el techo. Las áreas verdes estarán a cargo del paisajista nipón Sadafumi Uchiyama, y tendrán paredes de piedra, espejos de agua y cascadas.

“El medio ambiente es un concepto esencial para la experiencia moderna, incorporando entorno tanto natural y urbano”, explica Kuma y agrega que su iniciativa busca fusionar los conceptos de naturaleza y arquitectura en un solo lugar. El establecimiento tendrá 12,714 m2 y se prevé que sea inaugurado en el 2016.

Más en esta categoría: