Club Suizo: maximizando la superficie

El estudio Marina Vella Arquitectura y Urbanismo fue el ganador del Concurso para la Ampliación y Remodelación del Club Suizo con una propuesta que aprovecha una pequeña superficie de terreno y desarrolla una estructura ligera, sostenible y que utiliza tecnologías nuevas como la recuperación de aguas grises para el riego a través del uso de la planta vetiver.

Con el fin de ampliar las instalaciones deportivas la junta directiva del Club convocó a un concurso arquitectónico privado al que se invitó a cuatro arquitectos relacionados a la comunidad suiza. Entre ellos se encontraban Juan Carlos Domenack, Poggione + Biondi, Juan Carlos Doblado y Marina Vella.

Cada uno de los participantes presentó sus propuestas en paneles, los que se expusieron en las instalaciones del club a fin de recibir los comentarios y la votación de los asociados. La propuesta que recibió la mayoría de votos fue la “B”, realizada por la arquitecta Vella, que fue refrendada por el jurado como la mejor para el club.

CONTEXTO

El Club Suizo ubicado en Lima, ciudad de nueve millones de habitantes y con altos niveles de contaminación visual, tiene el privilegio de contar con un ambiente de composición armoniosa, relajante y agradable a los sentidos, por esto el proyecto parte de la premisa de concentrar las actividades requeridas en una estructura compacta para así alterar la volumetría existente al mínimo y mantener la actual percepción espacial de los usuarios.

Para lograr estos objetivos se demuele la parte del volumen existente donde actualmente se encuentran el área de mantenimiento, depósito y servicios higiénicos de empleados. Estos espacios serán reubicados en el proyecto.

“El programa pedía 350 metros cuadrados construidos para albergar tres salas de gimnasia; sala de danza + yoga, sala de pesas y sala de máquinas aeróbicas además de baños, recepción, casilleros y deposito. El primer reflejo era desarrollar el programa en un volumen lineal ubicado en la parte superior de los vestuarios actuales pero esto requería un refuerzo estructural complejo, además de originar sombras a la piscina existente y un cambio en la percepción del espacio de parte de los usuarios además de registros visuales. Por lo tanto desarrollamos nuestra propuesta en un volumen compacto ubicado en la zona, que era posible demoler de acuerdo a las bases”, detalla la arquitecta Marina Vella.

Por ello, plantearon como solución un bloque de tres niveles que otorgaría desde su segundo y tercer nivel excelentes visuales a su alrededor, gracias a la baja altura que presentan las edificaciones circundantes. “Con esta operación reducíamos el tiempo de obra, el presupuesto y el impacto que tendría en la zona”, explica.

PROGRAMA

El desarrollo del programa se plantea en un volumen cúbico, de trazos limpios, espacios proporcionados y circulaciones eficientes, materializado en el emplazamiento y orientación correcta y seleccionando los materiales estructurales y de cerramiento adecuados para así lograr la viabilidad económica del proyecto, la optimización energética, logrando dar respuesta a los requerimientos de los varios grupos de usuarios en un espacio con calidad arquitectónica.

En esta propuesta se busca ser amigable con el entorno, por esto el recorrido del sol y el sentido del viento sur dominante son aprovechados para optimizar el uso de energías naturales para la ventilación y la iluminación del edificio. La luz natural accede a los espacios y reduce las necesidades energéticas de iluminación artificial.

El proyecto pone en valor la vista panorámica del club. Trabajando tres de los cuatro frentes libres. La pantalla en woodplastic actúa como protección frente al sol, además controla el registro visual desde el exterior.

Las dos pieles del edificio (vidrio + celosía) están separadas por 140 mm de aire que ayudan a la refrigeración parcial de las fachadas.

Cabe mencionar que el woodplastic nace del aprovechamiento del desperdicio de bosques de reforestaciones y del reciclado de bolsas y botellas plásticas. Se garantiza la larga vida del producto y el bajo costo de mantenimiento.

Sobre el techo del volumen de vestuarios existentes se propone instalar la planta vetiver en canaletas. Éste además de lograr un efecto visual tiene las propiedades de limpiar el CO2 y regenerar las aguas servidas. Se conectarán las redes de aguas grises de las duchas y los lavamanos de los vestuarios existentes con las canaletas que contienen los vetiver para así reutilizar el agua en el riego de los jardines del club. De esta manera reduce el consumo de agua potable.

Vistas de la volumetría existente y de la propuesta integral. El proyecto sugiere una cobertura telescópica de la nueva piscina temperada abierta. La actual patera cubierta por un deck se transforma en terraza. Asimismo, en el verano, si se requiere, podrá cubrirse con un deck para mantener la terraza existente.

 

ZONAS DE AMPLACIÓN Y REMODELACIÓN

El proyecto parte de la premisa de concentrar las actividades requeridas en una estructura compacta para así minimizar el impacto en la infraestructura existente y en la percepción de los usuarios. Entre los trabajos a resaltar se ubican:

Zona ampliación: La estructura de la ampliación es independiente a la infraestructura existente, lo que permite que las instalaciones del club puedan mantenerse en funcionamiento durante la construcción.

Articulación vertical exterior (escalera + ascensor): El proyecto plantea resolver las demandas del club con un proyecto de circulaciones amplias, adecuadas a la cantidad de usuarios y cumpliendo con los requerimientos del Reglamento Nacional de Edificaciones referidos a la normativa para personas con discapacidad.

La plaza: Al ubicar la sala de danza en el primer nivel, los espacios interiores y exteriores se integran activando potencialidades existentes.

Pasaje: El pasaje se constituye como el eje integrador entre las diversas partes del club una conexión visual y de apertura controlada entre las partes.

Piscina temperada y cubierta: Luego de evaluar el consumo de energía requerido para calentar el volumen de agua de la piscina existente, así como las dinámicas y demandas de los usuarios del club, el proyecto propone construir una piscina de menores dimensiones a la actual. Esta sería temperada y protegida en invierno por una cubierta de tipo telescópica.

En verano podrá cerrarse dejando el espacio libre y eventualmente cubrirse por un deck para su uso normal como terraza.

Piscina existente: Se harán las remodelaciones necesarias para adecuarla a las demandas de los reglamentos actuales.

Deck de madera sobre la patera existente y nueva patera: Generando una terraza contigua a la piscina existente ampliando las zonas de terraza. El vacío bajo el deck se podrá utilizar para la instalación de los equipos de calefacción y como depósitos.

La nueva patera, en tanto, tendrá tobogán, chorros de agua, bancos y plataformas adecuados para experimentar de forma física un bienestar emocional y psicológico. En la patera se introducirá un sistema de limpieza y purificación natural del agua a través de plantas, evitando así el contacto de los bebés y niños con el cloro.

CONSTRUCCION

El edificio se plantea con estructura de acero. En el aspecto formal este material le dará ligereza al volumen y en el aspecto tiempo/costo de construcción es beneficioso porque al ser prefabricadas las piezas en el taller y luego montadas en obra, se reduce el tiempo de construcción y la generación de residuos.

Mediante las intervenciones señaladas se le otorgará al Club Suizo una mayor área para el uso de actividades deportivas para los socios del club durante los meses de invierno sin alterar las construcciones existente ni el carácter tranquilo de la zona donde se ubica.

Más en revista Proyecta Ed. 35.