Centro de Convenciones “27 de enero”: versatilidad en 10 niveles

El Centro de Convenciones “27 de enero” se sitúa en el Centro Cultural de la Nación. En sus 10 niveles posee 18 salas de gran versatilidad que permitirán acoger a eventos de diferente magnitud. En su construcción se emplearon materiales usados por primera vez en nuestro país.

El Centro de Convenciones de Lima, rebautizado con el nombre de “27 de enero”, se ha construido sobre un terreno de 10,676 m2. Posee alrededor de 87,000 m2 de área construida, de los cuales 35,000 m2 corresponden a estacionamientos, 15,000 m2 a salas de eventos y el resto para apoyo administrativo, circulación y servicios. Delimita al este con la avenida De la Arqueología, al sur con el edificio del Banco de la Nación, al oeste con el Museo de la Nación y al norte con la avenida Del Comercio.

El diseño arquitectónico del edificio estuvo a cargo de la empresa española IDOM S.A., que contó con el apoyo local de la firma peruana Dessin Technisch para el desarrollo del expediente técnico ejecutivo de arquitectura.

“Durante nuestra experiencia de ocho años trabajando independientemente para oficinas europeas, habíamos realizado proyectos con las oficinas de IDOM en Barcelona y Sevilla, por lo que sabíamos cómo colaborar en proyectos complejos. Nuestra labor fue participar en la ejecución, localizando la obra con los materiales que no se encuentran aquí”, destaca uno de los directores de Dessin Technisch, Federico Dunkelberg.

CONCEPTO

El proyecto arquitectónico se logró sobre la base del Reglamento Nacional de Edificaciones, las Ordenanzas Municipales, el Nuevo Reglamento de Inspecciones Técnicas de Seguridad de Defensa Civil y las Normas Técnicas Nacionales e Internacionales vigentes, así como los lineamientos establecidos por la secretaría conjunta del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

El diseño de IDOM divide el complejo en tres espacios conceptuales: presente, pasado y futuro. El primero se ubica en los espacios iniciales de ingreso a los visitantes con revestimiento exterior de concreto; el pasado es la zona media donde se aplicó revestimiento de fibra de vidrio reforzado con concreto (GRC, por sus siglas en inglés) con un color que se asemeja a la huaca y al Museo de la Nación contiguos; y en la zona superior, la gran caja de vidrio conceptualizada como el futuro.

>>> También puede leer: Centro de Convenciones y la fibra de vidrio

DESCRIPCIÓN

El edificio se compone de 10 niveles que acogen a 18 salas que, a su vez, pueden subdividirse, logrando albergar a 9,950 personas en simultáneo. Igualmente posee cuatro sótanos que albergan a 897 estacionamientos. Para efectos del evento del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional, que fue cuando se inauguró, se compartieron dos niveles de estacionamientos con el nuevo edificio del Banco de la Nación solo para esa ocasión.

El Centro de Convenciones cuenta con dos ingresos. Uno que dirige directamente al primer nivel y otro que da acceso, a través de una escalera, al mezzanine o segundo nivel, que es el gran hall de recepción Además, se cuenta con un andén de carga y descarga de camiones en el exterior.

Este tipo de ingresos diferenciados permite que en el primer nivel, donde se cuenta con dos salas para 1,200 personas cada una, se pueda realizar una actividad independiente a la del resto del complejo.

Por otro lado, a nivel de la calle existe una plataforma de integración que logrará a futuro, unirse con el Museo de la Nación para determinados eventos. Desde esta plataforma nace una rampa que posibilitará al público discurrir por la zona pública exterior del edificio que posee espacios ajardinados y piso de granito, y avanzar por la circulación exterior hasta el cuarto nivel, pero sin lograr ingresar al espacio de las salas de reuniones.

Salas: El Centro de Convenciones cuenta con 18 salas alfombradas que se pueden subdividir en 22 o agruparse hasta llegar a 13, dependiendo de los requerimientos del evento. En el primer nivel se ubican dos grandes salas, en el cuarto están 10 salas de diferentes dimensiones, una en el quinto (donde se ubican áreas de esparcimiento), seis en el sexto y la gran sala plenaria en el octavo.

Cada una de las salas cuenta con proyector, ecran, detector de humo, luces de emergencia, iluminación controlada a través de la sala de control, entre otros. Además, posee líneas técnicas en el piso para audio, energía e informática cuyos ingresos se agrupan en puntos de acceso repartidos en distintas zonas de la sala. Esto ofrece la versatilidad de lograr todas las configuraciones posibles en un solo lugar.

Asimismo, otra de las directoras de la firma peruana Dessin - Teschnich, Sophie Le Bienvenue, detalla que las paneles metálicos de las salas fueron revestidas con viroc. Este es un material usado por primera vez en el Perú y compuesto de madera prensada y cemento. “Posee una gama de colores muy precisa y una fineza de acabado en aglomerado de madera y cemento que era lo que buscábamos”, resalta.

Además, las sillas de las diferentes salas poseen un peso muy ligero y son fácilmente apilables, llegando a alcanzar torres de entre 20 a 40 sillas en muy pocos minutos.

>>> También puede leer: Núcleos de concreto y estructuras de acero

Por otro lado, paneles móviles separan las salas y se desplazan en caso quiera agruparse con las salas contiguas. También algunos espacios cuentan con la opción de desplazar los paneles y abrirse hacia el lobby externo con piso de porcelanato.

Las salas de mayor capacidad cuentan con doble altura, ubicando en la parte superior a la cabina de transmisión y la sala de traducción. Esta situación se da en las dos salas con capacidad para 1,200 personas que están en el primer nivel, las cuatro salas para 500 personas y las tres para 300 espectadores distribuidas en los otros niveles. Todas las salas cuentan con pasarelas de servicio.

El visitante puede acceder desde el exterior al mezanine, hall de recepción. Desde esta zona puede verse el tercer nivel donde se ubica una cafetería. El Centro de Convenciones cuenta con 18 salas alfombradas que se pueden subdividir en 22 o agruparse hasta llegar a 13. La Sala Plenaria puede albergar a 3,500 personas y tiene un área de 5,250 m2.

 

Exterior: La particularidad del Centro de Convenciones “27 de Enero” es su apertura a espacios ajardinados ubicados dentro del mismo edificio y que hasta el cuarto nivel tienen contacto directo con la calle. Esto genera una sensación de interior - exterior poco común en centros de reuniones de gran magnitud ubicados en medio de la ciudad.

Destacan las zonas de balcones situados en los niveles quinto (donde se ubica la cocina) y el sexto nivel, que ofrecen vistas a la huaca contigua y a la zona este de la capital.

Oficinas: En el séptimo nivel se ubican oficinas privadas, salas de reunión y salas divididas por paneles metálicos que podrán ser usadas por el futuro operador del Centro de Convenciones.

Sala plenaria: La sala plenaria se ubica en el octavo nivel que -gracias al diseño estructural del edificio- no ostenta columnas y posee una altura libre de 7.5 m. Todo el perímetro de ese nivel está recubierto por muro cortina sujeto con sistema spider. Además, cuenta con una solución black out para evitar el ingreso de luz exterior durante las exposiciones.

De su techo cuelgan estructuras, que acogen a cilindros fonoabsorbentes de múltiples colores que reducen el eco, otorgando también color y vitalidad al espacio. Es una estructura tubular de lana de vidrio revestida con material textil transparente. Esta misma solución también se ha aplicado en el mezzanine de ingreso.

La sala plenaria puede albergar a 3,500 personas y cuenta con un tamaño similar a un campo de fútbol reglamentario con la capacidad de subdividirse en tres salas iguales. Cuenta con una pantalla de proyección de 14 m por 5 m, cuatro pantallas laterales de 4 m x 3 m, dos pantallas intermedias de 4 m x 7 m, y una plataforma principal de 6 m x 9 m, ubicada en la parte delantera y central del escenario.

Arquitectónicamente, el ubicar la sala plenaria generaba que el edificio esté vivo en todo momento. Esto también fue un elemento diferenciador con otros centros de convenciones donde la sala más grande se ubica en la planta baja.

Circulación: La ubicación de la sala plenaria en el octavo nivel generaba un sistema de circulación complejo por todos los requerimientos de salida, emergencia y circulación vertical. Por ello, se contó con la consultoría de la empresa internacional Arup Associates.

“Son pocos los proyectos en Lima que cuentan con consultoría de circulación vertical. En este caso, Arup nos ayudó a definir un sistema de escaleras eléctricas para un proyecto donde debíamos transportar a 3,500 personas por ocho pisos”, destaca la arquitecta Sophie Le Bienvenu.

El proyecto cuenta 14 ascensores y 25 escaleras mecánicas con 35° de inclinación. La escalera más grande cuenta con 9 m de longitud (atraviesa dos pisos) y las intermedias alcanzan 4.35 m. Los visitantes suben los diferentes niveles a través de escaleras mecánicas que llegan a los lobbies. Luego pueden descender por las escaleras de emergencia o las escaleras externas.

FICHA TÉCNICA

Propietario: Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento. Arquitectura: IDOM S.A. / Colaborador local: Dessin – Techsnich. Estructuras: R. Ríos J. Ingenieros. Supervisión: Cesel Ingenieros / Pine Arq. Constructor:Constructora OAS. Jefe de Proyecto: Ing. Luis Barbieri Quino. Colaboradores: Ing. Badur Huamán Cornejo.Fotografías: R. Ríos J. Ingenieros, Dessin - Techsnich y Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento.

 

Más en revista Proyecta Ed. 35.

También te puede interesar:

Artículos relacionados (por etiqueta)