Futura Schools: Adaptado a terrenos pequeños y climas diversos

La cadena Futura Schools nace como una alternativa de educación contemporánea, con una metodología personalizada, recursos tecnológicos modernos y a precios accesibles. Parte fundamental de la propuesta educativa está reflejada en el diseño de sus sedes, tarea encomendada a la empresa de arquitectura Mas Uno Studio. Siguiendo un mismo diseño básico, Futura ha construido colegios en varias ciudades del país que se adaptan a terrenos poco extensos y diferentes condiciones climáticas.

En el año 2013, Futura Schools convocó a un concurso para determinar el diseño de sus primeros locales. En ese entonces, la oficina del arquitecto peruano Franco Vella fue elegida y tuvo a su cargo tres proyectos en la ciudad de Arequipa, desarrollados dentro de un mismo programa, pero con características diferentes.

Para las sedes, se optó por la propuesta de Mas Uno Studio, liderada por el arquitecto Peter Seinfeld, haciendo una serie de cambios para ajustar el proyecto a los costos establecidos por Futura. Además, se solicitó adaptar el diseño a terrenos no mayores a 3,000 m2 y que puedan ser instalados en ciudades de la costa y sierra del país.

PROPUESTA INICIAL. El arquitecto Seinfeld explica que el proyecto presentado inicialmente refleja una serie de cuestionamientos a la infraestructura educativa actual: colegios con una distribución parecida a la de un cuartel policial o una cárcel, con un patio central y aulas hacia los costados. Y, por tratarse de Arequipa, había que orientar el diseño a una incidencia solar mínima, dados los altos niveles de radiación en la ciudad.

Luego de una fase de análisis, Mas Uno Studio diseñó un centro educativo orientado al desarrollo del niño mediante espacios independientes, con varios volúmenes donde se imparte la educación de manera más flexible. La forma de las aulas, en tanto, deja atrás la disposición clásica del profesor adelante y los alumnos alineados en carpetas, y permite configurar el mobiliario de varias formas. Los grados de inicial, primaria y secundaria se distribuyen en los tres pisos; en ambientes divididos y con múltiples ingresos.

ADAPTACIÓN. El proyecto es una segunda propuesta que hace Mas Uno Studio, tras la construcción de las tres primeras sedes de Futura Schools en Arequipa. “Nos indicaron que los siguientes colegios iban a construirse en Tacna e Ica, y a partir de ello hicimos un modelo capaz de adecuarse a esas ciudades y a los requerimientos establecidos. El año pasado se sumaron dos más en Trujillo, uno en Chiclayo, uno en Piura y uno más en Arequipa. En total son siete diseñados por nosotros”, detalla.

La propuesta toma en cuenta tres factores importantes: un diseño capaz de adaptarse a terrenos no mayores a los 3,000 m2, solicitud que llega por parte del cliente a raíz de la dificultad por encontrar zonas de mayor metraje en áreas urbanas. Segundo, el requerimiento de tener sedes de los colegios en las regiones costa y sierra. Y el tercero radica en la necesidad de construir el colegio por etapas, dada la dinámica propuesta por el cliente, que consiste en empezar el primer día de clases con alumnos en las tres secciones: inicial, primaria y secundaria.

El diseño final de las sedes de Futura School es la adaptación de una propuesta inicial de Mas Uno Studio, basada en espacios independientes y de poca extensión. 

 

DISTRIBUCIÓN Y CIRCULACIÓN. Mas Uno Studio propuso 29 aulas y espacios complementarios como biblioteca, SUM, laboratorio y área administrativa. Estos espacios se distribuyen en dos bloques longitudinales de tres pisos cada uno, unidos entre sí por una circulación central.

La circulación representa el diferenciador espacial frente a las propuestas de los colegios estudiados, indica el estudio. Contrario a los proyectos en los que las circulaciones van por fuera y con ello se tiene un solo bloque de aulas, o los que tienen dos bloques con un corredor central de 2.40 m, la propuesta de Mas Uno Studio traza un espacio central que sirve de circulación y patio interior a la vez.

Según explica el arquitecto Peter Seinfeld, la circulación tiene un ancho de 6 m, así como una zona de doble altura para usos variados. Las aulas se mantienen con el tamaño solicitado, es decir, unos 50 m2. “Dentro de esa modulación que es como muy rígida se encuentran las escaleras. Si llego al segundo piso empiezan a aparecer algunas perforaciones que nos permiten comunicar hacia abajo. Hay una relación visual. Las aulas dan hacia esos espacios. Las graderías, incluso, dan la posibilidad de tener dos aulas más, o bien un anfiteatro”, explica.

ASOLEAMIENTO Y CONTROL TÉRMICO. El espacio cuenta con un techo ligero que sirve de teatina a lo largo de toda su extensión. Esto permite controlar el nivel de asoleamiento y control térmico. Así, se convierte en un patio interior que permite disipar el calor al tener los lados de la teatina abierta o un patio interior abrigado en caso se cierren los lados con material translúcido. Esta solución es útil para adaptar el colegio a diferentes condiciones geográficas.

Si bien el trabajar con un solo diseño de colegio para la costa y la sierra no fue un requisito por parte del cliente, la investigación y propuesta tuvo ese objetivo desde el inicio, según refiere. “Entendimos que por tratarse de un colegio que está en vías de crecimiento a partir de la construcción de más sedes a nivel nacional, el tener un solo diseño aportaría mucho a la dinámica de crecimiento y desarrollo de marca”, explica Mas Uno.

DEL EXTERIOR AL INTERIOR. La decisión del espacio central también es el resultado de sopesar las dimensiones del colegio frente al espacio exterior. Por tratarse de terrenos pequeños, no sería posible albergar en exterior, por ejemplo, una cancha deportiva. Por esa lógica se optó por trasladar ese espacio exterior a uno interior controlado solar y térmicamente.

La calidad de este espacio central también está dado por las relaciones visuales que se dan a través de las dobles alturas así como las graderías que dan la flexibilidad de convertirse en área de recreo como en una alternativa de aula o auditorio.

“Entendimos que por tratarse de un colegio que está en vías de crecimiento a partir de la construcción de más sedes a nivel nacional, el tener un solo diseño aportaría mucho a la dinámica de crecimiento y desarrollo de marca”, explica Mas Uno.

 

MATERIALES. Los materiales del colegio toman en cuenta el factor económico así como la necesidad de control térmico. El ladrillo de concreto se utiliza sin tarrajeos y sin pintura en su mayor parte, lo que permite reducir el mantenimiento posterior. Las losas de las aulas son colaborantes para agilizar la construcción y permitir una mayor altura interior al dejarla expuesta.

El carácter lúdico del colegio se consigue a partir de la intervención con color de paños específicos dentro y fuera del edificio. Si bien el ladrillo de concreto es un material muy versátil para este proyecto, su apariencia al natural puede dar la impresión de no terminado. Esta impresión tomada a partir de las conversaciones con los padres de familia produjo la propuesta de color, con la cual se consiguió dar un carácter lúdico y a la vez generar una imagen de marca para Futura Schools.

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS. Si bien todas las sedes de Futura Schools construidas según la propuesta de Mas Uno Studio siguen los mismos lineamientos, se detallan las especificaciones tomando como base el colegio ubicado en el distrito de Pocollay, en Tacna. Fue edificado en un terreno de 3,628 m2, donde se dispusieron 29 aulas, área administrativa, laboratorio, SUM, kitchenette, servicios higiénicos y depósitos.

Los pisos son de cemento pulido para circulaciones y piso vinílico para las aulas, mientras que los servicios cuentan con pisos de mayólica. Los tabiques son de drywall con aislamiento acústico y bloques de concreto prefabricados en determinadas áreas.

Peter Seinfeld explica que el proyecto Futura School se viene desarrollando por etapas. La primera consiste en la construcción de la mitad del edificio de tres pisos, permitiendo su funcionamiento integral. La segunda parte consiste en la construcción gradual de la segunda mitad del edificio, conforme va creciendo la matrícula en el colegio, y complementos. Se proyecta la edificación de entre 30 y 35 sedes para los próximos años.

El desarrollo de los colegios está a cargo de Mas Uno Studio, liderado por los arquitectos Peter Seinfeld Balbo y María Paz Ballen De La Puente. Completan el equipo los arquitectos Luis Castro Aguilar, Gustavo Diaz Paz y Marius Ege.

Publicado en revista Proyecta Ed. 38.