Runa Urban: Generando identidad urbana

El estudio S-XL Arquitectos, integrado por Roberto Noriega Ronchi y Nelson Núñez Carmona, recibió el encargo de diseñar el concepto, imagen, marca y arquitectura de una tienda de zapatillas urbanas y deportivas para jóvenes. Como resultado, se implementó un espacio acorde al público objetivo del cliente, orientado a posicionarse en el mercado de centros comerciales con una identidad propia.

La intervención de los arquitectos de S-XL se realizó en el Centro Comercial Plaza Norte, entre los distritos limeños de Independencia y San Martín de Porres, en un área de 80 m2. Según indican, la intención de su cliente Runa Urban Project fue la de contar con un diseño que le permita posicionarse dentro del marco urbano de calzado, con orientación a la venta de marcas especializadas en skate y deportes extremos.

CIUDAD, CALLE Y JUVENTUD. Los arquitectos desarrollaron el concepto tomando en consideración elementos como la ciudad, incluyendo imágenes de la generación juvenil actual y sus costumbres, tanto en grupos de personas como en el aspecto individual.

“Pensamos en el público objetivo, en los elementos que son importantes para ellos, en lo atractivo de ciertos objetos, en las tendencias que crean subgrupos e identidad. En resumen, tomamos en cuenta la ciudad, la calle y la juventud”, explica S-XL Arquitectos.

MATERIALES. Se empleó una serie de materiales que, en conjunto, evidencien una personalidad acorde a la idea de lo urbano, ya sea por su naturaleza, textura, color y constitución. De esa forma, se utilizaron ángulos metálicos, tableros de OSB, microcemento, cemento pulido, pinturas acrílicas, gráficos, neón, entre otros.

Cada uno de esos elementos fue diseñado, construido e implementado a medida, de acuerdo a la función que cumplan dentro de la tienda Runa, sostienen los arquitectos de S-XL.

La idea central del diseño de la tienda de zapatillas Runa Urban Project es generar un espacio de carácter urbano, que atraiga al público objetivo de la marca. Para ello, S-XL Arquitectos tomó en cuenta los conceptos de ciudad, calles y juventud.

 

DISTRIBUCIÓN Y FUNCIONES. La intervención contempló dividir la tienda en tres partes: Depósito, Counter y Área de Ventas. Desde el inicio se supo que el almacenaje iba a requerir de un espacio importante, así que se decidió optimizar esa zona junto con el resto de local, para que de esa forma no pierda área de exhibición.

Como punto focal se implementó un muro grande con enchape tipo concreto, donde se presenta la marca y unas repisas en base a pernos de gran longitud anclados al tabique. “Esta pared tiene un pequeño desfase que permite agregarle luz para darle énfasis a la mercadería expuesta”, detalla el estudio.

La pared de la izquierda está enchapada en ladrillo artesanal y repisas en MDF, mientras que la pared derecha está pintada y contiene repisas en OSB. El mobiliario adicional se diseñó en base a planchas de OSB, mallas y ángulos metálicos, cuyas medidas son modulares a fin de que puedan ser intercambiadas o sobrepuestas según lo requiera el cliente.

Adicionalmente, se agregó una serie de detalles gráficos con vinil, graffiti sobre las paredes, mobiliario y cristal para que el espacio sea enriquecido con intervenciones figurativas llenas de color, reforzando así la idea central del espacio.

 

Publicado en revista Proyecta 38.