El viceministro de Vivienda y Urbanismo del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Jorge Arévalo, explicó a varios alcaldes de distritos ubicados en el ámbito del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), el nuevo enfoque del Programa Mejoramiento Integral de Barrios.

El Programa Nuestras Ciudades y su Unidad de Gestión del Riesgo de Desastres (Ugerdes) del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS), elaboró el “Estudio de microzonificación sísmica y análisis de riesgo en las áreas urbanas” de 31 distritos de seis regiones del país.

El Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS) y la Municipalidad de Talara firmaron un convenio de cooperación para elaborar el plan de desarrollo urbano y el plan de acondicionamiento territorial de esa provincia.

En la década pasada, la ciudad de Nueva York logró reducir las muertes por accidentes de tránsito en 30%, el nivel más bajo desde los primeros registros tomados en 1910. Esto convierte las calles de esta ciudad cosmopolita en las más seguras de cualquier ciudad de Estados Unidos. Para continuar con esta tendencia, en noviembre de 2013 el Departamento de Tránsito de la ciudad de Nueva York elaboró una guía para lograr calles más seguras y eficientes, cuyo objetivo es reducir las fatalidades provocadas en accidentes en la mitad para el 2030.

El colectivo INFormal viene impulsando “La Casa de los Muñecones”, que forma parte del “Proyecto urbano integral para La Balanza, Comas” que desarrolla el colectivo Citio Ciudad Transdisciplinar desde 2008. La iniciativa busca reconstruir un espacio de cultura para la asociación “Gran Marcha de los Muñecones” que organiza anualmente el “FITECA: Fiesta Internacional de Teatro en Calles Abiertas”. El proyecto fue premiado con el segundo lugar en el Cuarto Concurso Internacional de Proyectos de Desarrollo Urbano e Inclusión Social CAF 2015.

Los arquitectos Magaly Gayoso y Orlando Pacheco desarrollaron su tesis de investigación sobre las características de las viviendas de la comunidad altoandina de Choroma, en Puno. El trabajo de dos años logró determinar las tipologías de viviendas en esta zona del país para así plantear posibles soluciones a futuro.