53 familias de San Antonio de Cusicancha cuentan con viviendas térmicas

En total 53 familias que residen en las comunidades altoandinas de Pampachacra, Huayllahuaqui y Ucuhuasi, en el distrito de San Antonio de Cusicancha, provincia de Huaytará, región Huancavelica, cuentan con viviendas térmicas gracias al proyecto Mi Abrigo del Foncodes, programa nacional del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis).

Las viviendas para afrontar las bajas temperaturas fueron acondicionadas como parte del Plan Multisectorial contra Heladas y Friaje 2018. Estas usan la tecnología del “muro trombe” a través del efecto de la inversión térmica que eleva la temperatura al interior de las viviendas (entre 15 a 20 grados) permitiendo proteger la salud de sus ocupantes. Esta tecnología es desarrollada por la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP).

El muro trombe cuenta con plancha de policarbonato que capta la energía solar. La casa también tiene piso de madera (machihembrada), techo cielo raso, doble ventana y el reforzamiento de muros con geomalla polímero que las convierte en casas antisísmicas. La medida preventiva busca reducir la vulnerabilidad de los hogares rurales en condición de pobreza extrema de las comunidades altoandinas, y mejorar la calidad de vida.

Las viviendas acondicionadas para afrontar las bajas temperaturas, demandaron una inversión de S/ 520,195, explicó el jefe de la Unidad Territorial Ica, Edwin Romero Iparraguirre.

Cabe señalar, que el proyecto Mi Abrigo de Foncodes se ha desarrollado en tres etapas. La primera en poblaciones rurales de los departamentos de Apurímac, Cusco y Puno, donde se acondicionaron 1,146 viviendas con una inversión de 10.3 millones de soles; luego 1,063 viviendas en Tacna, Moquegua, Arequipa y Huancavelica con S/ 11.4 millones de inversión. En la tercera etapa su cobertura se ha extendido a comunidades de Áncash, Ayacucho, Huánuco, Junín y Pasco donde se proyecta acondicionar 977 viviendas con una inversión de S/ 11.5 millones.