A mitad de camino

Luego de seis meses de iniciadas las obras, la construcción del Puente Mellizo Villena Rey en Miraflores registra un avance superior al 55%. Después de culminar la cimentación de las bases, se viene realizando la colocación del tablero en paralelo con la implementación de los arcos. De cumplir con las previsiones, el nuevo puente será inaugurado en los primeros meses del 2016. Su longitud final será de 112 m con un ancho total de 11.70 m.

La nueva estructura se construye al lado del puente Villena original, entre el Malecón Cisneros y el Malecón de la Reserva, y su desarrollo permitirá reducir hasta en 40% la congestión vehicular que se produce en esa zona, de acuerdo a las previsiones de la Municipalidad de Miraflores. Como se recuerda, esta obra es parte del programa de Mejoramiento y Modernización de la Infraestructura Vehicular y Peatonal de la referida comuna.

PUENTE ORIGINAL

El Puente Villena original posee una estructura básica de concreto armado, con una subestructura compuesta por pilares en forma de arco anclados en los acantilados, y con una longitud de 105 m por un ancho de 12 m. Fue construido en 1967 e inaugurado un año después, y debe su nombre al ex alcalde miraflorino Eduardo Villena Rey.

Los pilares mencionados están anclados a una profundidad de 80 m. Según una evaluación estructural realizada en el año 2010 por el ingeniero Jorge Bautista Nevado, era recomendable reforzar ambos estribos ya que no tenían capacidad para soportar las cargas actuales. De esa manera se evitaría el reforzamiento de las columnas del estribo, contra el costo de hacer las articulaciones descritas.

El tablero y las vigas del puente son de concreto armado. La carpeta de rodamiento de la calzada es de pavimento flexible de 2’’ mientras que las veredas, también de concreto, tienen 2 m de ancho y una ciclovía de 1.15 m situada al lado derecho de la calzada. A ambos lados se encuentran 160 planchas de policarbonato transparentes de 3.20 m de altura con protección ultravioleta, para prevenir intentos de suicido ocurridos años atrás.

Un total de 12 equipos de luminarias sobre los soportes curvos con cobertura de polietileno componen el sistema de iluminación de la estructura. 

SITUACIÓN ACTUAL

Actualmente, el puente se encuentra deteriorado en su infraestructura externa, que está por cumplir su vida útil, saturada por la afluencia de tránsito vehicular, por lo que requiere un cambio en su edificación y la construcción de un nuevo puente que funcione como otra vía y pueda brindar un mejor servicio a la comunidad.

Es usual que los autos atraviesen diariamente los malecones Cisneros y de la Reserva por el puente Villena, que presenta un solo carril en sentido Norte-Sur y otro en Sur-Norte. Ello genera congestión vehicular, principalmente en horas punta. Debe considerarse también que la vía es vista como una ruta de escape del centro de Miraflores, lo que incrementa el flujo vehicular.

La seguridad vial es un punto crítico del puente pues, si bien existen veredas laterales a la zona de acceso y al puente mismo, no existen facilidades para cruzar de un lugar a otro. Para hacerlo, los peatones deben esperar que los conductores disminuyan la velocidad de sus vehículos, ya que no se aprecian semáforos en la vía.

PUENTE MELLIZO

La implementación del puente mellizo, que en la práctica será una extensión del original, fue en primer término evaluada por la Municipalidad Metropolitana de Lima (MML) y declarada viable. Los beneficiarios directos son los vecinos de la zona y los conductores de vehículos livianos y pesados que se desplacen desde el Malecón 28 de Julio hasta la calle Bolognesi.

Según la descripción del proyecto, se trata de un tipo de puente emporticado con columnas en forma de arco, con tablero de sección cajón en el arranque del tramo central y sin losa inferior en el central. Su longitud es de 112 m y el ancho total de 11.70 m. Incluye dos carriles de 3.50 m cada uno, ciclovía de 1.80 m, una barrera de seguridad de 0.40 m de ancho y una vereda de 2.50 m de ancho.

El área de influencia del proyecto tiene una extensión de 500 m a cada lado del eje del puente central. Esto debido a que esa es la cantidad en promedio que una persona puede trasladarse a pie. Con ello, dicha área abarcará las zonas 4A, 4B, 9A y 9B.

Las obras están a cargo de la empresa Consorcio Villena, integrada por la compañía española Construcciones y Promociones Barzola S.A. Sucursal del Perú, junto con las empresas peruanas Corporación Mayo S.A.C. y Constructora Duran S.A.

El proceso de construcción se realiza siguiendo la técnica de volados sucesivos a fin de no interrumpir la circulación de vehículos. Solo en el puente y sin considerar el andamiaje, se estarán utilizando 400 toneladas de fierro, y unos 4,000 m3 de concreto.

 

VOLADOS SUCESIVOS

Para el proceso constructivo no ha sido necesario interrumpir el tránsito vehicular en el puente Villena ni en la parte inferior del mismo, ya que para el tramo central de la estructura se aplica la técnica de volados sucesivos, construyéndose por la parte inferior y agregando tramos parciales que se sostienen del tramo anterior.

Los trabajos se realizan divididos en seis etapas. La primera incluye la excavación para la construcción de los macizos de cimentación, de acuerdo a lo establecido por el estudio geotécnico; mientras que la segunda comprende la construcción del arco tirante y tramo lateral sobre el falso puente, además de los muros y tensado de tendones T-01 y T-02. La tercera parte incluye los volados sucesivos dovela 01 y el tensado del tendón 03.

La cuarta etapa de la obra, que se encuentra actualmente en marcha, comprende la edificación de los volados sucesivos dovela 02 y el tensado del tendón T-04. La quinta implica los volados dovela 03 y tensado de tendón T-05 y, por último, en la sexta etapa se construirá la dovela de cierre y el tensado de los tendones de continuidad T-06 y T-07, y se colocará la carpeta asfáltica, vereda y barandas.

Según el ingeniero residente de obra, Rubén Gutarra Maraví, para ejecutar las dovelas se utilizarán carros de avance traídos desde Alemania, a los que se adaptarán unas torres ancladas al suelo y permitirán vaciar tramos de 5 m, tres de cada lado, para luego tensarlos. Cada carro de avance va a tener en principio tres ductos, uno para cada dovela.

CIMENTACIÓN DE LAS BASES

A mediados de año se realizó el proceso de cimentación de las bases del puente, con el vaciado continuo de 540 m3 de mezcla de concreto, equivalentes a 67 camiones mezcladores de cemento, con una resistencia de 320 kg/cm2. Para ello se utilizó cemento altamente resistente, importante para reforzar la estructura frente a los sulfatos y sales del terreno.

Las bases situadas en los dos extremos del puente tienen una profundidad de 21 m, y han sido fortificadas por 1,080 m3 de concreto cada una y han sido emplazadas mediante el sistema denominado “muro pantalla”, un respaldo de contención que se implementa antes de proceder con el vaciado de tierras y logra reforzar el terreno sin afectar el entorno del mismo.

“Cuando hicieron el puente anterior no existía el sistema actual de muros anclados o muros pantalla. Esto consiste en perforar 15 o 20 metros de terreno, luego se colocan unos cables y se inyecta la lechada de agua/cemento. Luego de unos días se coloca un muro vertical de abajo hacia arriba en tramos de 1.80 metros de altura, con doble malla de fierro. Cada tramo se tensa con el cable colocado, y en el concreto nuevo se pone la plancha y sobre eso se jala”, explica el ingeniero Gutarra.

Indica que este proceso funcionó sin problemas en el lado norte, pero en la parte sur hubo dificultades al tratarse de un terreno con características diferentes. En ese caso, se realizó el procedimiento en tramos más pequeños con muros un poco inclinados en vez de verticales, y se han tenido que modificar las dimensiones del macizo de cimentación.

ARCOS Y TABLERO

La construcción de los arcos y tirantes del puente mellizo Villena Rey forma parte de la tercera etapa de la obra, que corresponde a la elevación de la estructura, y se realizan de forma progresiva en cada lado del puente. Se inició en el lado norte con el vaciado de 50 m3 de mezcla de concreto de resistencia reforzada y el mismo proceso en el lado sur.

Para la colocación de los arcos se construyó un armazón con parantes y torres metálicas, sobre una base de concreto armado, y de forma simultánea se viene instalando el tablero del puente de 112 m por 11.70 m.

Sobre el tablero se colocará una capa de concreto y asfalto como superficie de rodadura de 50 mm de espesor y de 2.25 ton/m3 de peso específico. Tendrá también un bombeo de 2% con el objetivo de lograr la integración de los malecones 28 de Julio y Balta, para continuar su recorrido por la calle Bolognesi.

ACCESOS

Para los accesos del nuevo puente Villena se ha proyectado una sección transversal de dos carriles de 3.50 m de ancho, a excepción de unos 20 m en la parte norte, donde la sección transversal será de dos carriles con 4.50 m por carril.

En ese sentido, se implementarán radios horizontales mínimos de 30 m con una velocidad de diseño de 30 km/h. Del mismo modo, se tiene proyectada una cota de rasante igual a 67.64 metros sobre el nivel del mar. El eje del estribo derecho se encuentra en la progresiva 1+024 y el eje del estribo izquierdo en la progresiva 0+20.

Considerando la demanda de tráfico que tendrá la vía una vez implementada, se conservarán las características de la vía existente. Ello supone un alineamiento horizontal de los accesos del puente mellizo, integrando el Malecón 28 de Julio con el Malecón Balta para seguir en un solo sentido hacia la calle Bolognesi.

El ingeniero Gutarra indica que en el acceso de 28 de Julio existe una caja de agua con una tubería galvanizada de dos pulgadas y se está gestionando reubicar este elemento, ya que de permanecer en una posición muy superficial corre peligro por las constantes vibraciones.

Por otro lado, indica que solo en el puente y sin considerar el andamiaje, se estarán utilizando 400 toneladas de fierro, así como unos 4,000 m3 de concreto, aproximadamente. Ambas estructuras tendrán un peso de 850 toneladas y una resistencia de 280 kg/cm2 en el lado visible. La parte soterrada tiene una resistencia de 320 kg/cm2.

Como se recuerda, la construcción del Puente Mellizo Villena Rey es parte del Plan Integral de Ordenamiento Vial (PIOV) que impulsa la comuna miraflorina, a fin de implementar un sistema de tránsito más eficiente en el distrito, con énfasis en el cuidado del medio ambiente y que prioriza el uso de transporte sostenible, buscando la inclusión de sus habitantes.

FICHA TÉCNICA

Contratista: Consorcio Villena (Construcciones y Promociones Barzola S.A. Sucursal Perú, Corporación Mayo S.A.C., Constructora Durán S.A.) Representante legal: Ing. Antonio Mencia, Ing. Daniel Carreño, Ing. Oscar Durán. Gerente de Operaciones: Ing. Antonio Piña. Asistente de Obra: Ing. Francisco Piña. Residente de Obra: Ing. Rubén Gutarra Maraví. Asesor Técnico-Contractual: Ing. Luis Condori Hospina. Maestro de Obra General: Sr. Felipe Carranza. Supervisor: Acciona Ingeniería S.A. Sucursal del Perú. Representante Legal: Ing. Esperanza Cárdenas. Jefe de Supervisión: Ing. Daniel Osores Padilla. Asistente de Supervisión: Ing. Rafael Angulo.

 

Más en revista Proyecta Ed. 34.