Aproximadamente 11 proyectos de generación eléctrica operarán desde este año

Según un reporte de Scotiabank, la producción de energía eléctrica podría crecer 5% este año, menor al aumento del 2016 (6.8%), debido a que no habrá grandes iniciativas que demanden este recurso y que inicien operaciones durante el año.

La entidad afirma que existen proyectos de mediana escala como Tambomayo (Arequipa), de Compañía de Minas Buenaventura, o Shahuindo (Cajamarca) de Tahoe Resources, además de pequeñas ampliaciones en algunas operaciones mineras que seguirán sosteniendo la demanda de energía. Así, el año pasado la producción de energía ascendió a 51,227 GWh, 6.8% más que en el 2015, gracias a la mayor demanda proveniente del primer año completo de operaciones de la Ampliación de Cerro Verde (Arequipa) y de Las Bambas (Apurímac).

Los proyectos de generación que empezarían a operar serán de menor capacidad comparados con los del 2016. La mayor potencia provendrá de las hidroeléctricas (244 MW) y termoeléctricas (50 MW). El grupo brasileño Alupar, a través de su subsidiaria La Virgen SAC, está construyendo la central La Virgen (Junín), con una inversión de US$ 107 millones y tendrá una potencia de 84 MW. El proyecto iniciaría operaciones en el primer trimestre.

Asimismo, Celepsa está construyendo la C.H. Marañón (Huánuco) de US$ 86 millones. El avance del proyecto es de 68% y la planta (18 MW) estará operativa en el segundo trimestre. También iniciarían operaciones la C.H. Renovandes (Junín) de Empresa de Generación Eléctrica Santa Ana (20 MW). Este proyecto tiene un avance de 80% y es probable que empiece a operar en el primer semestre.

En este periodo también empezarían a operar la C.H. El Carmen y C.H. 8 de Agosto (Huánuco) de Union Group, que cuentan con un avance de 90% y en conjunto agregarían 27 MW de potencia al sistema. En el segundo semestre se sumarían la C.H. Potrero (Cajamarca) de Empresa Eléctrica Agua Azul con 20 MW, la C.H. Yaracuya (Lima) de Huaura Power Group (15 MW) y las C.H. Angel I, II y III (Puno) de Generadora de Energía del Perú, con 60 MW de potencia total. Estos proyectos concentran una inversión de US$ 196 millones.