Aquair, el cosechador portátil que produce agua potable del aire

Estudiantes de la Universidad Nacional Cheng Kung (NCKU) de Taiwán han creado Aquair, un aparato portátil cosechador de niebla que extrae el agua potable del aire. Está diseñado para su uso en áreas montañosas remotas en latitudes tropicales, puede ser montado fácilmente con la ayuda de materiales locales, con el objetivo para el futuro de que sea un proyecto de código abierto.

Los estudiantes de diseño NCKU Wei-Yee Ong, Hsin-Ju Lin, Shih-Min Chang, y Marco Villela crearon un prototipo viable en respuesta a la crisis hídrica de Honduras, que es el segundo país más pobre de América Central y que alberga un gran número de agricultores con economía de subsistencia y comunidades rurales que carecen de acceso al agua potable debido a la sequía y a la contaminación de las aguas subterráneas, problemas que también afectan a las zonas rurales montañosas de Taiwán.

Como la mayoría de los sistemas de recolección de niebla, Aquair cosecha agua con una malla de tela impermeable estirada a través de una estructura de bambú para maximizar el flujo de aire. La clave del diseño de Aquair es el ventilador y la pequeña centrifugadora que usa la gravedad -un peso de 30 kg que se une a la estructura- para extraer el vapor de agua recolectado a través de un tubo y llevarlo a un cubo. La estructura plegable se puede montar a mano, mientras que las piedras y el bambú de origen local se pueden utilizar para la estructura, respectivamente.



“Queremos que el dispositivo sea fácil de fabricar y ensamblar, para que las comunidades locales puedan acceder fácilmente a las piezas o crear sus propias versiones de Aquair”, dijo Marco Villela al sitio web Inhabitat.

Aquair recibió un premio de diseño por su innovación en temas humanitarios y medioambientales, como parte del Golden Pin Concept Design Award 2017.