Arquitecto chileno Alejandro Aravena ganó el Premio Pritzker 2016

“Alejandro Aravena personifica el renacimiento de un arquitecto comprometido con la sociedad. Tiene un profundo conocimiento de la arquitectura y la sociedad civil, como se refleja en sus escritos, en su activismo y en sus diseños”; así señala el acta del jurado del premio Pritzker 2016, del cual se ha hecho merecedor este arquitecto chileno de 48 años de edad.

Agrega que “el papel del arquitecto está siendo desafiado para servir mayoritariamente a necesidades sociales y humanitarias, y Alejandro Aravena ha respondido a este desafío de forma clara, plena y generosa”. El jurado eligió a Aravena destacando su capacidad de ampliar el campo de acción de los arquitectos para implementar soluciones útiles en entornos urbanos, a fin de combatir la crisis mundial de vivienda.

El presidente del jurado del Premio Pritzker, Lord Peter Palumbo, ha descrito como “una revelación” el trabajo de Aravena y su estudio Elemental. Puede que lo más revelador del nuevo premiado sea la ampliación del papel del arquitecto que supone su manera de trabajar. Autor de numerosos proyectos de viviendas incrementales, en las que en lugar de recibir una vivienda terminada el cliente obtiene una casa capaz de crecer cuando su economía lo permite, Aravena y sus cuatro socios han demostrado con sus diseños urbanísticos y sus viviendas sociales una preocupación por las ciudades y por la humanidad que, ciertamente, habla de una nueva dimensión de la profesión.

Cabe recordar, que Aravena participó activamente en la reconstrucción de la ciudad chilena de Constitución que en 2010 resistió un terremoto de 8.8 grados en la escala de Richter y un posterior tsunami. Elemental consultó con los ciudadanos y propuso recuperar espacio para blindar la urbe ante futuros terremotos. En lugar de resistir con muros, idearon un espacio público capaz de disipar la energía sísmica con la fricción de los nuevos parques.

Es la primera vez en la historia que un arquitecto chileno obtiene el Premio Pritzker y la tercera vez que el galardón recae en un arquitecto sudamericano. Antes que Aravena, por este lado del mundo, obtuvieron el premio los brasileños Paulo Mendes Da Rocha (2006) y Oscar Niemeyer (1988).