Pensado como una solución para zonas en constante riesgo de inundación, el prototipo Blooming se apoya en pilotes de bambú que lo elevan hasta 3 m por encima del suelo, por lo que se requiere de una escalera de manera para su acceso.

El diseño, a cargo del estudio vietnamita H & P Architects, dispone de bastones de bambú, hojas del mismo material, tablas de fibra y hojas de coco para las paredes, pisos y techo.

La estructura fue concebida como una casa, pero también puede ser utilizada como un aula de escuela, centro comunitario o centro médico. Sus paredes están plegadas hacia afuera con fines de ventilación, mientras que las secciones del techo pueden abrirse o cerrarse, según las condiciones climáticas.

Según sus creadores, es capaz de mantener a sus habitantes en condiciones confortantes en un contexto climático severo, y además contribuye a la estabilización económica. Señalan, además, que puede ensamblarse en apenas 25 días, siendo capaz de adaptarse a diferentes localidades gracias a los materiales que emplea.