Caja de registro termoplástica AISA, menor peso, mayor vida útil

Lograr instalaciones rápidas y seguras es un objetivo que redunda siempre en menor uso de mano de obra y mayor cobertura del trabajo. En ese contexto, se enmarca las cajas de registro termoplásticas para el sistema de alcantarillado domiciliario de la empresa AISA, cuyas ventajas diferenciales, frente a las tradicionales hechas con concreto, es que tienen un menor peso, mayor resistencia, no requiere de tarrajeo, es de rápida instalación, entre otros.

Las cajas de concreto prefabricado constan de cuatro piezas. Debido a su material constitutivo requiere 28 días para su producción. El conjunto pesa 217 kg y pueden llegar a tener una merma del 15% por proyecto. Además, su instalación requiere de unas tres horas y tres operarios aproximadamente. Requiere de pegado, tarrajeo, emboquillado y tiempo de secado. Para ello, se necesita unos 10 kg de cemento. Ante cualquier falla, se debe desarmar o destruir y reemplazar. Su vida útil es de 10 a 15 años.

CAJA TERMOPLÁSTICA

La caja de AISA consta de cuatro partes: Tapa, marco, intermedio (o suple) y base, todas fabricadas en material termoplástico por inyección. Las cuatro piezas se encajan entre sí para formar el conjunto. La capacidad de carga de los camiones se incrementa en más de ocho veces, de tal forma que un camión de 6 m podrá cargar 1,000 bases termoplásticas, mientras que, actualmente, solo carga 120 bases de concreto. Además, cada parte de la caja, se puede apilar en columnas de 20 unidades.

La tapa soporta más de dos toneladas y encaja en el marco, puede llevar una cadena para mantenerla unida al marco, usar un eje rebatible o se puede pegar con silicona en caso sea necesario (para mantenimiento, luego se puede abrir cortando la silicona con una cuchilla y ejerciendo palanca por un extremo).

El marco encaja en el intermedio o la base (dependiendo de la profundidad requerida en la conexión). El intermedio (es opcional) recibe al marco y encaja en la base. Se pueden colocar la cantidad de Intermedios que se requieran para lograr la profundidad requerida en la conexión.

La base, en tanto, recibe al intermedio o al marco y se ubica en la base del terreno. En su interior tiene un canal y paredes lisas inclinadas para permitir que fluyan los desechos. Permite que se realicen perforaciones de ingreso y salida de acuerdo a los diámetros de las tuberías usadas en la conexión. Las perforaciones se pueden realizar en campo usando un taladro con una cierra de copa del diámetro deseado. Permite la instalación de tubería de ingreso y salida, las cuales van aseguradas con un dado de concreto.

VENTAJAS

El producto no requiere de un proceso de secado, puesto que las piezas son fabricadas por inyección a alta presión y el proceso de enfriamiento toma solo un día para que tenga las características físicas requeridas.

El peso del conjunto llega a 20 kg aproximadamente (Base: 8 kg, Intermedio: 7 kg, Marco: 2 kg, Tapa: 3 kg), una reducción de 90% versus a su homólogo de concreto. Esto implica el uso de un solo operario, sin accesorios adicionales para su manipuleo.

 

Las cuatro piezas se encajan entre sí para formar el conjunto. El peso del conjunto llega a 20 kg aproximadamente, una reducción de 90% versus a su homólogo de concreto. Esto implica el uso de un solo operario, sin accesorios adicionales para su manipuleo.

 

La instalación del conjunto toma aproximadamente cinco minutos, lo que representa una reducción de 98% del tiempo requerido con el concreto. No existe merma ya que sus características físicas le confieren la elasticidad y tenacidad necesarias para soportar impacto y caídas propias de la obra.

La instalación de las piezas es a través de acoplamiento a presión entre ellas. No necesita ser solaqueado o tarrajeado ya que sus paredes son lisas interior y exteriormente y la hermeticidad queda garantizado por el acoplamiento hidráulico entre las piezas termoplásticas (se puede aplicar silicona para mejorar esta característica).

No tiene tiempo de secado. En caso de fallas de instalación (mala posición), el conjunto es susceptible de ser desarmado y rearmado en 10 minutos para subsanar la falla detectada.

El diseño de la tapa permite abrirla a 180 grados. La tapa siempre está unida al marco de modo que no sea sustraída y facilitando el acceso al interior de la caja para trabajos de limpieza.

La vida útil del conjunto aumenta aproximadamente en 80%; se calcula entre 20 a 25 años, de acuerdo a experiencia previas con este material en la industria de saneamiento. Otra gran ventaja es la reducción considerable de riesgos de salud ocupacional por el bajo peso de cada pieza.

EXPERIENCIA

En el año 2003, la empresa AISA desarrolló la caja termoplástica para registro de Agua Potable domiciliaria. Se comercializa desde enero del 2004, inicialmente a nivel provincias (Sedacusco, EPS Grau, EMAPA Cañete, AMUSAP Amazonas, Sedalib, Sedapar, etc.), y luego en proyectos de Sedapal en Lima.

El producto posee la Norma Técnica Peruana NTP 399.164:2005 y actualizado con la NTP 399.169:2013 por el comité de plásticos de la Sociedad Nacional de Industrias e Indecopi. Sedapal lo tiene considerado dentro de sus normas técnicas internas las cuales son parte de las bases de sus licitaciones.

El producto termoplástico ha demostrado solucionar los problemas que acarrea el trabajo con productos de concreto en este tipo de instalaciones, tal es así que desde el 2004 al 2015 se han comercializado 140 mil unidades a nivel nacional.

La empresa AISA fue creada en el año 1985 y ha sido premiada por Indecopi como empresa del año 2007 por el Departamento de Innovación de Nuevas Tecnologías e incluido en el libro de los 12 casos de éxito de Indecopi del 2014.

Publicado en revista Agua y Saneamiento Ed. 6