Contraloría evidencia retraso en obras de colegio de Puno

La Contraloría General de la República evidenció un retraso en la ejecución de la obra “Mejoramiento del servicio de educación secundaria en la Institución Educativa Julio Gabancho Enríquez, de la ciudad de Macusani, provincia de Carabaya, región Puno”, cuya ejecución, que demanda más de S/ 6 millones, está a cargo del gobierno regional.

La obra empezó a ejecutarse el 1 de octubre de 2013 y debió culminarse el 30 de setiembre de 2014; sin embargo, estuvo paralizada por falta de presupuesto. Los trabajos se reiniciaron el 1 de marzo del 2018 con un presupuesto, según expediente técnico reformulado, de 6 millones 641,093.49 soles y un plazo de 120 días calendarios.



No obstante, tras una visita de inspección por parte de los auditores de la Gerencia Regional de Control se detectó que la obra aún no había sido concluida, teniendo el plazo vencido a la fecha.

Un segundo riesgo es el inadecuado control del almacenamiento de materiales e insumos en la obra. En tercer lugar están las deficiencias en el orden y limpieza de la obra, lo que genera el riesgo de inseguridad durante su ejecución. Un cuarto riesgo es que los informes mensuales de la obra no cuentan con los certificados de calidad de resistencia a la compresión del concreto de los elementos estructurales, motivando la incertidumbre sobre la calidad del proyecto y sus especificaciones técnicas.