La firma de arquitectura multinacional Spark dio a conocer su concepto para “la próxima generación de viviendas para jubilados”, una comunidad de casas y centros de salud que se combinan con una granja urbana vertical. El diseño aborda problemas comunes en el sudeste asiático, como el incremento del número de personas en edad de jubilación y la poca cosecha propia de alimentos.

Spark considera que ambos problemas pueden resolverse mediante la transformación de las comunidades de jubilación en negocios agrícolas autosuficientes, produciendo frutas y verduras que se puedan vender para financiar servicios como la sanidad, entre otros.

El concepto, presentado durante el Festival Mundial de Arquitectura en Singapur, permitirá a quienes decidan trabajar en la finca tener algunos ingresos propios. Según los renders exhibidos, las casas se encuentran dentro de bloques curvilíneos escalonados alrededor de las áreas de cultivo. Incluirá el cultivo hidropónico vertical y la siembra en el suelo de las azoteas.

 

Más en revista Proyecta Ed. 36.