I.E. Monseñor Damaso Lerbergere: Sustentabilidad con aporte de niños y jóvenes

Gracias a la implementación de la metodología “TiNi”, la Institución Educativa Monseñor Damaso Lerbergere, ubicada en el asentamiento humano Cerro El Pino (La Victoria) obtuvo el primer puesto en la categoría escolar “Sembrando semillas de vida”(Ugel 03), en el III Concurso Nacional Buenas Prácticas de Gestión Ambiental, organizado por el Ministerio de Educación (Minedu).

La metodología TiNi (Tierras de niñas, niños y jóvenes) es promovida por la Asociación para la Niñez y su Ambiente (ANIA), que puede ser aplicada en diferentes ámbitos, como instituciones educativas, hogares y comunidades.

GENERANDO ÁREAS NATURALES

Teniendo en cuenta los principales valores que las personas desarrollan durante la niñez, ANIA implementa los proyectos TiNi, que consisten en la generación, administración y protección de áreas verdes por parte de niños, niñas y jóvenes. A través de estas tareas se busca contribuir en su formación como ciudadanos emprendedores y comprometidos con el desarrollo sostenible.

ANIA explica que una TiNi es un espacio que puede ocupar un área desde 0.50 m2 de tierra. En ella se cultivan diversos tipos de plantas (alimenticias, medicinales y ornamentales) en macetas o bancos, que se complementan con objetos pintados que le dan un valor agregado al ambiente. Estas actividades conservan la biodiversidad, ahorran agua y reducen la contaminación.

Estas áreas pueden ser implementadas por niños y jóvenes de cualquier condición socioeconómica y cultural, tanto en zonas urbanas como rurales; en una vivienda, colegio, barrio o comunidad, así como en diversos ecosistemas. Según ANIA, las TiNi pueden denominarse “jardín de los niños”, “bosque los de niños”, “montaña de los niños”, “laguna de los niños”, entre otros nombres, según la ubicación y extensión del proyecto.

Así, desde temprana edad los niños aprenden actividades útiles y sostenibles, como el cuidado y reúso de agua, manejo de residuos sólidos (producción de abono orgánico) y conservación de la biodiversidad. Además, se promueve la autogestión y autoestima, la unión familiar y la cultura de la localidad.

El espacio, creado por medio de la metodología TiNi, incluye múltiples objetos que se adaptaron para sembrar plantas, como bancos, cajas, llantas y retretes reciclados, los cuales se pintaron de diversos colores para adecuarlos en el espacio. También se decoraron las paredes y se colocaron gigantografías, logrando ambientes vistosos y llenos de vida.

 

TINI EN CERRO EL PINO

La Sub-directora de Primaria de la I.E. N° 0501 Monseñor Damaso Lebergere, licenciada Juana María Bendezú Arce, comenta que el colegio no contaba con un área verde que promueva la recreación de los alumnos. Es por ello que se decidió sensibilizar al personal docente y administrativo para recuperar algunas áreas que por años habían sido utilizadas como almacén de materiales en desuso.

El siguiente paso, según indica, fue convocar a los padres de familia para realizar labores de limpieza. La respuesta fue positiva, a raíz de ello, se movilizó a toda la comunidad educativa para implementar lo que denominaron “El jardín encantado de las niñas y niños del Cerro El Pino”.

Posteriormente, a través de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Programa Nacional de Alimentación Escolar Qali Warma, integrantes de la comunidad educativa del colegio participaron en pasantías para intercambiar experiencias en la implementación de huertos en Huancapi (Ayacucho) y Huaral (Lima).

METODOLOGÍA SOSTENIBLE

La metodología TiNi en el ámbito de Instituciones Educativas (IE) contribuye a institucionalizar la educación para el desarrollo sostenible. Para ello, se crea una “aula verde” como recurso pedagógico que incentiva en los alumnos capacidades para mejorar el ambiente en su escuela, hogar y comunidad en un corto plazo.

Según ANIA, en el país hay más de dos millones de metros cuadradosm2 de áreas naturales recuperadas, aprovechadas y protegidas por más de 20,000 niños, niñas y jóvenes en 12 regiones. En el exterior, se han iniciado TiNis en Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Venezuela, Portugal, Escocia, India, Japón, USA y Canadá.

 

Más en revista Proyecta Ed. 36.

Más en esta categoría: