IKEA y un nuevo sistema de cultivo vertical sin tierra y con un 95% menos de agua

Un sistema de cultivo vertical patentado por AeroFarms, que permite cultivar sin tierra y con un 95% menos de agua que la necesaria para la producción tradicional, acaba de cerrar una ronda de inversión de US$ 40 millones.

La multinacional IKEA y el chef David Chang, fundador del Momofuku Group, figuran entre los nuevos apoyos de la compañía estadounidense. Esta empleará la cantidad recaudada en extender sus investigaciones y en expandir alrededor del mundo sus granjas que, aseguran, obtienen una productividad 390 superior que las de convencionales. “Estamos felices”, celebra en un comunicado David Rosenberg, cofundador y máximo responsable de AeroFarms.

La empresa apuesta por este sistema aspira a convertirse en un activo para productores locales, a los que ofrece la posibilidad de cultivar durante todo el año “desafiando las tradicionales temporadas de cultivo”. Más allá, estas granjas verticales permiten que los alimentos crezcan con un 95% menos de agua de la que se emplearía para un cultivo tradicional, y con un 40% menos que en el caso de un sistema hidropónico. Todo esto lo logra AeroFarms con el uso de aeroponía para esparcir sobre las raíces en un circuito cerrado agua, nutrientes y oxígeno.



Pero además de ahorrar agua, estas granjas ayudarían a predecir los resultados, a acelerar las cosechas y a obtener productos de calidad superior y con un menor coste para el medioambiente. Todo esto se lograría con distintas incorporaciones a las granjas verticales, entre ellas un sistema de iluminación LED con el que el control sobre la iluminación de cada planta se extiende al espectro, la frecuencia y la intensidad de luz. De esto modo, cada especie recibe la luz que necesita para la fotosíntesis con la mayor eficiencia energética posible.