Perfiles metálicos convertidos en estantes para tienda

La premisa del diseño era crear un espacio icónico, con un concepto adaptable a cualquier espacio y versátil para exponer el producto. También debía ser un diseño de rápida construcción y de costo moderado.

Para alcanzar este objetivo, la firma española DearDesign diseñó una tienda abierta, con una estructura que, a pesar de parecer rígida y ortogonal, resuelve la exhibición del producto de manera flexible. El proyecto se centra en una rejilla tridimensional, creando un ritmo variable en un volumen permeable, ordenando el espacio y generando nichos para exhibir el producto a lo largo de su perímetro.

Según los arquitectos, la estructura se resuelve completamente mediante el uso de un único elemento, elegido por sus posibilidades constructivas, así como por su ligereza y costo asequible. Los perfiles estructurales para yeso se utilizan aquí con un nuevo propósito. Al estar montados, doblados y atornillados, funcionan como montantes, soportes de estantes y ranuras para iluminación empotrada. La luz lineal actúa como un elemento compositivo que hace hincapié en el ritmo de la rejilla y también destaca la estructura de acero.

Con el fin de dotar al espacio de luminosidad y amplitud, se suspende toda la rejilla perimetral del almacén. Un espejo en la franja perimetral inferior enfatiza este efecto, reflejando el pavimento continuo y haciendo que la tienda se expanda más allá de sus límites. El policarbonato celular actúa como un complemento ideal para conformar los estantes. Éstos le entregan ligereza al espacio y permiten que la luz pase para que los productos estén bien iluminados.

La caja registradora se integra en la misma estructura, pasando a formar parte de la red. La isla central de las instalaciones, generada por una bandeja de abedul, tiene como objetivo que la circulación de la tienda se mantenga en el perímetro y al mismo tiempo, resuelve la exhibición de accesorios más pequeños de una manera informal y acogedora.



La tienda en sí misma actúa como un señuelo para el visitante, mientras que la fachada de doble altura permite la visualización de la estructura que, una vez dentro, envuelve al visitante. Para reforzar la rejilla y lograr un mayor contraste, el techo fue pintado de negro para destacar la estructura de acero galvanizado. En contraste, el área inferior fue pintada en blanco para que el producto gane relevancia.

La tienda se ubica en Cornellá, Barcelona, España.