Perú puede comenzar a exportar litio por US$ 500 millones desde el 2021

Luego de que la compañía canadiense Macusani Yellowcake, subsidiaria de la canadiense Plateau Energy, informó que ha descubierto en el depósito Falchani, en Puno, recursos comprobados por 2.5 millones de toneladas de litio los escenarios positivos no dejan de aparecer.

El gerente general de Macusani Yellowcake, Ulíses Solís, indicó que con este hallazgo, el proyecto Macusani se encamina a convertirse en una de las cinco o seis minas de litio más grandes del mundo. Explicó que el yacimiento es de alta ley, pues un salar importante (como los que son explotados en Chile y Bolivia) posee una ley promedio de 500 partes por millón (ppm). Sin embargo, en Falchani se ha encontrado contenido de seis a siete veces superior, entre los 3,500 a 4,000 ppm.

Los trabajos de exploración iniciaron en el 2007, y, hasta el momento, las perforaciones están centradas en solo 15% de la superficie de un terreno mayor a 910 km2 en concesiones. Desde que se descubrió Falchani, se perforaron 3,000 m y se esperan trabajar adicionalmente unos 10,000 m, esperando confirmar los pronósticos que apuntan a un yacimiento con recursos por alrededor de 500 mil de toneladas.

En ese contexto, el jefe de operaciones de la compañía canadiense Plateau Energy Metals, Laurence Stefan, indicó que el Perú puede comenzar a exportar carbonato de litio por US$ 500 millones al año a partir del 2021, si se pone en marcha el proyecto Macusani ubicado en Puno, en el corto plazo, señaló.

Stefan refirió que, actualmente, el precio promedio de la tonelada de carbonato de litio en el mercado internacional se cotiza en US$ 12,500 y para productos más puros puede subir hasta los US$ 18,000 la tonelada. “Nosotros vamos a empezar con 40,000 toneladas, mi intención como empresa es llegar a producir 100,000 toneladas al año”, indicó.

Finalmente, Solís refirió que a la fecha ya han invertido US$ 2 millones y esperan llegar a los US$ 18 millones para los trabajos de exploración, estudios medioambientales y arqueológicos. “Necesitamos una inversión inicial de 800 millones de dólares para producir el litio y uranio”, dijo.