Samayca Ingenieros SAC utiliza sistema de péndolas para puente Ciruelo

El puente Ciruelo se ubica en la región Cajamarca. Cruza el río Chinchipe en la localidad de Puerto Ciruelo, para conectar este poblado con la carretera Jaén - San Ignacio. El contratista principal fue el Consorcio Cajamarca (Corporación Cromos S.A.C. - Construcciones Civiles y Portuarias S.A. - Constructora MPM S.A.) y la Empresa Samayca Ingenieros S.A.C., especialista en proyectos especiales, tuvo a su cargo el diseño de detalles, suministro, habilitación y montaje de las péndolas.

PROYECTO

El proyecto consiste en dos arcos empotrados de concreto armado de 130 m de luz entre arranques y 20 m de flecha. Cada arco tipo cajón es de 1.20 m de ancho y espesor variable de 3.25 m en los arranques y 2.25 m en la clave. Los arcos están separados 11.00 m uno del otro.

Las vigas transversales de concreto armado, de 9.80 m de longitud y 20 t de peso, fueron prefabricadas en obra. Posteriormente fueron izadas y colgadas del arco mediante péndolas de acero a cada 10 m de distancia.

MONTAJE DE PÉNDOLAS

La empresa Samayca Ingenieros S.A.C., es una empresa especializada en el diseño, construcción y supervisión de proyectos de alta tecnología e ingeniería para la construcción en general, actúa principalmente en el campo de concreto pre y postensado: puentes de todo tipo, estructuras presforzadas y/o prefabricadas, edificios con pisos de losas y vigas postensadas, tanques de agua, así como anclajes en suelo y roca.

Samayca trabaja en la actualidad con el sistema de postensado Dywidag Systems International que ofrece una gama de tecnología en equipos y materiales de postensado, sistema de barras de preesfuerzo con acoples, pernos de roca, etc.

Este sistema de péndolas ha venido optimizándolo técnica y económicamente, desde el 2001, año en que por primera vez dicha empresa lo aplicó en nuestro país, en el Puente Bolognesi de 150m de luz en la ciudad de Piura.

En condiciones de servicio y de resistencia última, las péndolas con barraroscas trabajan muy eficientemente, teniendo en cuenta que el diseño está gobernado siempre por la fatiga debido a sus componentes, como son las tuercas y acoples.

Es por ello que previamente se ha hecho una verificación estructural de las péndolas mediante un análisis de emparrillado plano, mediante el software de análisis y diseño de puentes Midas Civil 2013 (v3.1) en concordancia a la normativa AASHTO – LRFD (3.6.1.4) y al Manual de Diseño de Puentes del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) y las recomendaciones del PTI (Post-Tensioning Institute) Sixth Edition.

El puente tiene 22 juegos de péndolas con longitudes entre 6.00 m y 17.50 m y cada uno consta de cuatro barraroscas de 36 mm de diámetro nominal ASTM A722, Tipo 2, Grado 150 y cada una de ellas están protegidas por dos barreras de protección a la corrosión: la primera corresponde a un Tubo de Polietileno de Alta Densidad y la segunda corresponde a una inyección de lechada de cemento con aditivo expansivo.

La habilitación de todos los elementos en concordancia a los planos de detalles se realizó en sus talleres de Lima y el ensamblaje en la misma obra.

El montaje de las péndolas se realizó en tres etapas bien definidas: instalación de las trompetas y anclajes en los arcos; instalación de trompetas y anclajes en las vigas prefabricadas; y montaje de péndolas.

El montaje de las péndolas se realizó en paralelo con el montaje de las vigas prefabricadas, de 20 toneladas de peso cada una, desde ambas orillas donde fueron construidas.

Previamente se había previsto la contraflecha de montaje de las mismas y las barraroscas con las medidas milimétricas calculadas de tal manera que cuando las vigas se encontraban en la posición correcta se ajustaban las tuercas de solo el 50% de las barraroscas de la viga, liberándose inmediatamente los equipos de izaje para continuar con la siguiente viga. De esta forma se optimizó el uso de los equipos, las herramientas de izaje y los tiempos de ejecución de la obra.

Finalmente, cuando se concluyó la construcción de las vigas secundarias y la losa del puente se realizó la protección a la corrosión de las péndolas mediante la inyección de lechada de cemento utilizando equipos mecánicos de mezcla y de inyección de 15 bares de presión.

El tiempo empleado fue de 14 semanas debido a que el sistema creado ofrece un procedimiento constructivo de fácil aplicación, idóneo para los puentes de esta envergadura en nuestro país.

Publicado en revista Proyecta Ed. 33