La firma de arquitectos estadounidense Perkins+Will obtuvo recientemente el premio “Future Proyects” en los MIPIM Awards.

Gracias a su proyecto Sleek, una torre residencial de 213 m de alto que compone un nuevo tipo de ecosistema en vertical, gracias a sus cinco jardines elevados colectivos, que se abren al cielo de la ciudad de Nueva York.

Según el arquitecto Scott Allen, de la firma Perkins+Will, este nuevo ecosistema brinda la posibilidad de iniciar nuevas relaciones sociales al interior de la torre. “En lugar de entregar a los residentes balcones pequeños, casi inutilizables, podrán disfrutar de grandes terrazas comunitarias”, afirma.

Sleek tiene como base una placa de suelo flexible y adaptable, y su sistema estructural se desplaza hacia el perímetro, sumándose a un núcleo de hormigón. Este sistema híbrido entre hormigón y acero le brinda flexibilidad al diseño de las unidades habitacionales. El edificio podría ser construido en la segunda mitad de 2017 en un área de 13,900 m2.