En un área aproximada de 30,000 m2, en una zona cosmopolita de la ciudad de Copenhague (Dinamarca), funciona el parque urbano Superkilen. Se trata de una fusión entre arquitectura, paisajismo y arte que incluye elementos procedentes de unos 60 países de todo el mundo. Su diseño estuvo a cargo del reconocido estudio local Bjarke Ingels Group (BIG), con la colaboración del estudio Topoket 1 y el grupo artístico Superflex, también daneses.

El mobiliario del parque es muy variado e incluye máquinas de gimnasia de California, sistemas de drenaje de Israel, palmeras de China, carteles luminosos de Rusia, entre otros, además de bancos, farolas, papeleras, plantaciones y señales de neón. El espacio se divide en tres zonas claramente diferenciadas por sus colores: rojo, negro y verde.

La “Plaza Roja” incluye representaciones artísticas y culturales en distintos idiomas, en referencia a varias naciones, como anuncios en ruso y chino, un cerezo japonés, un arce noruego, bancos iraníes, cubanos y suizos, sacos de boxeo tailandeses, entre otros. El “Mercado Negro” es una especie de sala de estar al aire libre con mesas permanentes, mientras que el “Parque Verde” es una zona llena de vegetación y atiende la demanda por más espacios naturales en la zona.

 

Más en revista Proyecta Ed. 37.