Treehouse en Costa Rica

La firma estadounidense Olson Kundig Architects ha completado la construcción de una casa de retiro natural en Costa Rica, para la cual empleó madera de teca y cenízaro locales, paredes de listones y columnas a base de troncos de árboles. La cabaña se encuentra en una zona de selva cercana a Playa Hermosa.

La casa natural es un encargo de clientes norteamericanos, surfistas y ambientalistas. El objetivo de la propuesta es encarnar “el profundo compromiso con la gestión sostenible de la tierra” en un país como Costa Rica, conocido por sus bosques tropicales, volcanes y litorales escénicos. Para su construcción se utilizaron materiales locales disponibles, dijo el cofundador de Olson Kundig, Tom Kundig.

Las paredes de la Treehouse son pantallas de madera que permiten que la luz del día y aire fresco fluyan hacia el interior. En ciertas áreas, las paredes se abren y ofrecen una conexión directa con el entorno natural. El segundo nivel tiene ventanas de vidrio, y a su vez, un gran techo de madera y metal se extiende más allá del recinto, brindando sombra y protección.

Además de sus características de diseño pasivo, la vivienda tiene un conjunto fotovoltaico de 3.5 kilovatios y un sistema de recolección de agua de lluvia. Numerosos elementos sostenibles hacen que la huella compacta de la casa sea aún más ligera en la tierra, sostienen los arquitectos.