Más...

Más...

El edificio de oficinas Sky Tower se levanta en el distrito de Magdalena. Se compone de 20 pisos con azotea y con fachada de muro cortina en sus cuatro frentes. Su forma particular hace que todas las losas que lo componen sean distintas ya que desde el mezanine hasta el piso 12 crecen para luego empezar a contraerse del 13 hasta la azotea.

Un semisótano y tres pisos. Una estructura particular que consta de dos voladizos y tres vigas postensadas. Un tratamiento especial a su concreto caravista, dándole una textura de madera y un color específico. Así es una vivienda unifamiliar, que se viene construyendo en el distrito de San Isidro y que es el resultado de un minucioso trabajo de ingeniería y arquitectura.

El parque automotor de la capital está en constante crecimiento y eso ha generado que varias arterias viales de nuestra ciudad estén a punto de colapsar en su capacidad. Este es el caso del Puente del Ejército, que une el corredor de la avenida Alfonso Ugarte con el intercambio vial de la avenida Caquetá y que agudizó su situación cuando el recorrido de El Metropolitano restó dos carriles a la referida vía haciéndola intransitable. Como respuesta, la Municipalidad Metropolitana de Lima inició hace algunos años la ampliación del Puente del Ejército con la construcción de dos nuevos puentes de arco con tablero inferior, ubicados en paralelo a la actual infraestructura. 

Dos túneles y dos tiempos de construcción diferentes. Así se puede clasificar el trabajo hecho en los corredores viales Santa Rosa y San Martín, que unen físicamente los distritos del Rímac y San Juan de Lurigancho. La obra debió terminarse en el primer trimestre del 2011. Sin embargo, un derrumbe de 30 m en el interior de uno de los túneles paralizaron las labores durante cuatro años.

En el Club Naútico Poseidón fue diseñada una casa de playa que destaca por su imponente estructura donde se aprecia un puente con vigas que llegan a los 30 m. La solución de ingeniería fue planteada por el estudio Gallegos Casabonne Arango Quesada Ingenieros Civiles (GCAQ), que viendo su complejidad dividió la obra en tres bloques estructurales que puedan funcionar de manera independiente ante acciones sísmicas.

El fenómeno El Niño ocurrido a inicios de 1998 afectó diversos campos de la economía peruana. La inclemencia del clima y de la naturaleza de esa época hizo, también, que colapsaran infraestructuras viales, entre ellas, un tramo de más de 60 m del puente Simón Rodríguez, una vía de comunicación ubicada en la provincia de Paita, departamento de Piura.

Con una extensión de 84 m de luz, doble pista y vereda en ambos márgenes, el puente Atumpampa se convirtió allá por el año 2009, en la segunda vía de transición atirantada del Perú. La ingeniería desarrollada para calcular las fuerzas de tensado y ejecutar posteriormente el mismo fue un éxito debido a las particularidades del proceso constructivo.

Pronto el Grupo Brescia construirá la Torre Rímac. Tendrá 208 m de altura en 45 pisos. Se levantará en el terreno de la otrora Torre Limatambo, diseñada en 1954 por el reconocido arquitecto Enrique Seoane; y que era una estructura que familiarmente llamábamos “el edificio Coca Cola”. Su demolición capturó la atención desde su génesis por el inmenso recubrimiento verde con iconografías que evitó observar su desaparición y porque no ha sido un estorbo para el congestionado tránsito de la av. Javier Prado, ni para los vecinos del distrito ¿Cómo lo lograron?

La construcción del Tren Eléctrico no solo incluyó soluciones de ingeniería del viaducto elevado. Las 16 estaciones a lo largo de los 21.48 km de recorrido fueron tan importantes como la vía por la que discurre el tren. Estas estructuras, siete construidas anteriormente y 10 nuevas, sirven de vínculo entre el tren y la ciudad. Han demandado soluciones y trabajos de ingeniería tan complejos como el viaducto para garantizar no solo su resistencia sísmica, sino también aspectos como la transitabilidad, duración y seguridad.

12 km de longitud, 10 estaciones, 451 zapatas, 451 columnas, 432 vanos de tableros, cuatro cruces especiales (145 m, 165 m, 96.3 m, 102 m), 258,000 m3 de concreto, 36,100 toneladas de acero sin contar las estructuras metálicas que sumaron 1,080 toneladas adicionales, 27,772 prelosas, 1,914 vigas prefabricadas, 141 vigas cabezales, un puente de 274 m y otro de 240 m forman parte de una de las obras más emblemáticas de Lima: El Tramo 2 de la Línea 1 del Metro.

Página 1 de 2