El 65% de limeños está interesado en adquirir un departamento en los próximos 3 años

Una encuesta reciente  señala que el 65% de limeños se encuentra interesado en comprar un departamento en los próximos tres años, con el fin de habitarlo o darlo en alquiler. En tanto, el 24% desea tener un departamento propio pero no cuenta con recursos para adquirirlo a futuro, mientras que un 11% prefiere vivir en un departamento alquilado.

El estudio fue realizado por la inmobiliaria boutique Illusione a través del panel digital Opino, sobre una muestra de 200 personas en el ámbito de Lima Metropolitana. Participaron hombres y mujeres de entre 20 a 55 años de nivel socioeconómico A, B y C1.

Cabe señalar que la mayoría de encuestados (45%) afirma habitar una vivienda de familia, mientras el 34% cuenta con una vivienda propia. El 18% vive en una casa alquilada, mientras el 3% en una prestada.



Respecto a los factores más relevantes en una vivienda, el 52% destacó los elementos de seguridad frente a la delincuencia, mientras que el 45% valora una distribución adecuada de los ambientes. Asimismo, el 44% se mostró interesado en proyectos con características antisísmicas y el 31% se inclina por aquellos que estén cerca de sus centros laborales.

Demanda de proyectos de uso mixto

La referida encuesta señala también que el 58% de limeños se encuentra interesado en vivir y trabajar en el mismo lugar. Ello podría dar lugar a la implementación de proyectos de uso mixto, que incluyan tanto departamentos como oficinas.

A fin de atender esta demanda, Illusione presentó el proyecto de uso mixto Mendiburu, ubicado en Miraflores,  cuya construcción iniciará a comienzos del próximo año. El edificio tendrá 16 departamentos de 80 m2 a 100 m2 para venta, 16 oficinas del tipo boutique de 50 m2 para renta y un área de 400 m2 destinada al comercio. Está orientado para familias jóvenes o roommates.

Según el gerente general de Illusione, Pepe Palma, el proyecto de uso mixto satisface en gran medida varios de los aspectos mejor valorados por los limeños. Por ejemplo, permitirá que las personas puedan vivir y trabajar en el mismo lugar, reduciendo el impacto del tráfico, y garantiza una mejor seguridad al tener una mayor vigilancia colectiva.

Por otro lado, valoró la iniciativa de reducir el área mínima de los departamentos en algunos distritos de Lima, ya que les brindará a muchos ciudadanos la posibilidad de vivir más cerca de sus centros de labores.

“Creo que las nuevas normativas de los distritos están permitiendo acercar los tamaños de la vivienda a la demanda real que existe, como es el caso del distrito de Miraflores. Reducir las medidas mínimas va a acercar a un mayor público a que vivan más cerca de su trabajo, hecho que va a reducir también el impacto del tráfico, evitando grandes desplazamientos”, comentó.